Nos hemos resistido un poco para hacer esta guía de cosas que ver y que hacer en Dumaguete, ya que hemos puesto nuestro foco en hablar de los encantos naturales de Filipinas. Sin embargo, ¡ha llegado el momento de hablar de la capital de Negros Oriental!

¿Por qué visitar Dumaguete?

Si bien tenemos que reconocer que las ciudades filipinas no son tan interesantes como la de otros países asiáticos (se nos vienen a la mente sitios tan chulos como Chiang Mai o Ubud), lo cierto es que dentro de todas ellas, Dumaguete no está nada mal.

Conocida como “The City of Gentle People” por la amabilidad de sus habitantes, se trata de una ciudad costera no tan caótica como Cebú o Manila y, por tanto, mucho más manejable y agradable para vivir. Tienes todos los servicios necesarios para llevar una vida tranquila a buen precio, así como centros comerciales, restaurantes chulos, hospitales decentes y conexión a internet rápida. A esto se le añade una oficina de inmigración para hacer la pertinente extensión de tu visado cuando lo necesites. Por todo ello, vas a encontrar a un montón de occidentales asentados desde hace años. No en vano, la revista Forbes la metió en su lista de “Los 7 mejores lugares para retirarse en el mundo”.

Por otro lado, no tardarás en darte cuenta de que en Dumaguete se respira un aire diferente. Gracias a sus colegios y universidades, entre los que destaca la histórica Silliman University, la ciudad congrega a muchísimos estudiantes venidos de otras islas de Bisayas y Mindanao.

Desde una perspectiva turística, Dumaguete es el punto de partida para visitar otros lugares como Siquijor o Apo Island. Si te animas a salirte de lo típico, también tienes en los alrededores algunas cascadas, montañas, puntos de buceo increíbles e, incluso, las llamadas “Maldivas de Filipinas”, que justifican que te quedes por aquí un par de noches.

¿Quieres saberlo todo? Sigue leyendo y descubre qué ver y qué hacer en Dumaguete.

Qué hacer en Dumaguete

1. Iglesia de Santa Catalina de Alejandría

La historia de Filipinas también se refleja en el centro de esta ciudad, por ello, nuestra primera parada es la Iglesia de Santa Catalina de Alejandría. También conocida como la Catedral de Dumaguete, el edificio original fue construido en 1776, por lo que se cree que es la iglesia de piedra negra más antigua de Negros. Sin embargo, tuvo que ser reconstruida en 1885 y gran parte de su fachada principal data de 1936. Si te fijas, frente a ella encontrarás 4 columnas que simbolizan a los San Mateo, San Marcos, San Lucas y San Juan. También verás dos estatuas de San Pedro y San Pablo encima de la fachada.

Las veces que hemos pasado por Dumaguete siempre la hemos visto llena de gente, sobre todo durante los fines de semana, cuando los fieles tienen, incluso, que salirse fuera para presenciar la misa.

👉 Si te manejas bien con el inglés y quieres aprender mucho sobre la ciudad, te aconsejamos que lo hagas de la mano de un local. Con este tour de mediodía organizado por la Civitatis filipina, KLOOK, conocerás los sitios más interesantes que ver en Dumaguete:

Tour por Dumaguete de medio día

Iglesia Santa Catalina de Alejandría, Dumaguete

2. Campanario de Dumaguete o Dumaguete Belfry

En nuestra opinión, lo más interesante que hacer en Dumaguete es visitar el Campanario de Dumaguete o Dumaguete Belfry. Situada junto a la catedral, esta torre fue construida en 1811, por lo que ostenta el título de ser el campanario en pie más antiguo de la región de Bisayas. Está hecho fundamentalmente de coral y tiene planta pentagonal.

Aunque ahora es un lugar importante de peregrinación religiosa y te lo vas a encontrar lleno de personas encendiendo velas a la imagen de Nuestra Señora del Perpetuo Socorro que hay en la base, lo cierto es que la torre sirvió para vigilar y alertar a los ciudadanos de la presencia de los ataques de los piratas, conocidos en la época como moros. Estos iban en la búsqueda de riqueza y esclavos.

En los alrededores encontrarás algunos pequeños puestos en los que se venden coloridos artículos religiosos como rosarios, pequeñas estatuillas y, por supuesto, velas.

campanario de Dumaguete

3. Silliman University

Gran parte de la culpa de que Dumaguete sea una ciudad mucho más animada que el resto la tienen los estudiantes. Particularmente importante en este sentido es la Silliman University o Universidad de Silliman, una de las universidades más importantes de Filipinas y de Asia.

Fundada en 1901, fue la primera institución de educación estadounidense y protestante del país. Recibe este nombre en honor a Horace Brinsmade Silliman, un hombre de negocios y filántropo del estado de Nueva York, que donó los 10.000$ que sirvieron para comenzar la escuela de niños que en 1938 ya se convirtió en universidad.

A día de hoy, la Silliman University tiene más de 10.000 estudiantes procedentes de Filipinas y de más de 50 países. Se ha ido expandiendo a lo largo de la ciudad, pero el edificio más bonito y relevante es el Silliman Hall. La primera estructura fue erigida en 1902, pero lo que vemos actualmente es de 1909, lo que la convierte en el edificio estadounidense más antiguo de Filipinas. Fue construido en lo que se conoce como estilo Stick.

Otro lugar interesante que ver en Dumaguete es el Silliman University Anthropology Museum. Este fue reubicado desde el Silliman Hall a la segunda planta del Hibbard Hall en 2015. Además de visitar este edificio de los años 40, encontrarás restos arqueológicos de excavaciones realizadas en Negros y Mindanao, así como objetos de grupos indígenas de Luzón y otras zonas de Bisayas. La entrada son 100 pesos por persona.

Puedes darte un paseo por el campus, repleto de enormes acacias, disfrutar del ambiente universitario, y, si te cuadra, pasarte por la Silliman University Church.

4. Rizal Boulevard

Quizás suena un poco ñoño, pero una de las mejores cosas que hacer en Dumaguete es, simplemente, caminarla. Para nosotros, esta es una de las ciudades más agradables de Filipinas, así que siempre aprovechamos para dar un paseíto. La parte más interesante para hacerlo es, sin duda, el Rizal Boulevard o Paseo Rizal, en honor al héroe filipino.

Este empieza en el puerto y recorre gran parte de la ciudad junto al mar, lo que lo convierte en un paseo marítimo que se llena de vida sobre las 16:00, cuando empieza a bajar el sol. Te lo encontrarás lleno de gente disfrutando de los cambios de color en el cielo, sentada en un barco con vistas a Siquijor, comprando helados, taho, pinchitos de carne e, incluso, dándose un chapuzón.

Hablando de comida, relativamente cerca del puerto se monta el mercadillo nocturno de comida famoso por sus pinchos de tempura y baluts. Si tienes hambre y quieres picar algo rápido, no lo dudes. Para algo menos informal, a lo largo del Rizal Boulevard tienes un montón de bonitos restaurantes y cafeterías. No te pierdas nuestra sección “Dónde comer en Dumaguete” para más información.

🤳 Si eres de los que les gusta sacarse fotos para el recuerdo, busca el cartel con el juego de palabras que se han sacado de la manga: #DumaGetMe. En el mapa al final de este artículo lo verás señalado como #DumaGetMe Signage.

Rizal Boulevard, un lugar que ver en Dumaguete

5. Probar el puto maya en el Dumaguete Public Market

Siempre es interesante cotillear mercados, pero una de las cosas que te proponemos para hacer en Dumaguete es acercarte a su mercado público y probar algunas de sus delicias típicas in situ. ¿La más conocida? Una que en español tiene un nombre un poco “peculiar”: el puto maya.

Este es un desayuno muy habitual entre los dumagueteños, que consiste en arroz glutinoso cocinado con un poco de leche de coco y guardado en hojas de plátano, que se suele acompañar de un poco de chocolate (sikwate) o, mejor aún, con mango. La cosa ya es dulce de por sí, pero no será raro que te ofrezcan echarle leche condensada o mantequilla de cacahuete.

Si te has quedado con hambre, pide un bud-bod kabug. Este también es un dulce envuelto en hojas de banano pero hecho con mijo y arroz o solo mijo. No te costará dar con sitios donde se vendan, pero, si no los ves, pregunta por la zona de painitan.

Por cierto, en el caso de que estés en Dumaguete un miércoles, merece la pena que te acerques a primera hora de la mañana a Malatapay. Es este día cuando se celebra el mercado más famoso y pintoresco de la zona, en el que se reúnen todos los productores. Solo tienes que ir a la estación de Ceres y coger un bus rumbo al sur. No te llevará más de 20 minutos.

6. Parque de Quezón

Justo enfrente de la Iglesia de Santa Catalina de Alejandría y el campanario está esta popular plaza en la que sentarse a descansar un rato y, por qué no, comprar unos cacahuetes o algo para picar.

El parque fue bautizado en honor a Manuel L. Quezón, el segundo presidente de Filipinas. En el centro verás un pequeño monumento en el que destacan las estatuas de José Rizal y María Clara. También hay varios cañones y, lo más importante, la oficina de turismo.

Suele estar mucho más animado cuando empieza a caer el sol y refresca. Es en este momento cuando verás a un montón de niños jugando, adolescentes pelando la pava y muchísimos vendedores ambulantes. Como curiosidad, también encontrarás a gente dando masajes de pies (cosa que también ocurre hasta en los aeropuertos filipinos). No lo dudes, por menos de 100 pesos te vas a llevar una sesión de masaje de unos 45 minutos y una curiosa experiencia para la saca.

Quezon Park de Dumaguete

7. Otros sitios interesantes que ver en Dumaguete

  • Chinese Bell Church: en la puntita sur del Rizal Boulevard se encuentra este curioso y colorido templo taoísta. La entrada es gratuita y puedes visitarlo de 6:00 a 18:00.
  • Parque de la Libertad o Aquino Freedom Park: construido en memoria de uno de los políticos más influyentes de Filipinas, Ninoy Aquino, este parque es uno de los sitios más populares que ver en Dumaguete. Con sus extensiones de césped, fuentes y bancos, muchas familias y grupos de amigos vienen a pasar el rato, sobre todo por la tarde, cuando no hace tanto calor. Es aquí donde se celebran muchas de las actividades del Buglasan Festival, el más importante de la ciudad, a finales de septiembre y principios de octubre.
  • Silliman Beach: gran parte de la costa suroriental de Negros es de arena oscura, así que sus playas no tienen demasiado encanto. Aun así, si necesitas un chapuzón, sin ser ni mucho menos una de las playas más bonitas de Filipinas, muy cerca del centro tienes la Silliman Beach, lugar de encuentro de las familias en los fines de semana. Es una pena que suele estar un poco sucia, pero, como curiosidad, al estar tan próxima del aeropuerto, disfrutarás como un niño de los aterrizajes y despegues de los aviones.
  • Centros comerciales en Dumaguete: nosotros no somos muy fans de hacer compras, pero, en el caso de que necesites provisiones, quieras curiosear o, incluso, ir al cine, no te van a faltar opciones. El más moderno es el Robinsons Place Dumaguete, cerca de la estación de buses de Ceres, y tiene hasta salas de cine. Muy cerquita está la tienda Subida, genial para souvenirs. Otros que te pueden cuadrar son el City Mall y el Lee Super Plaza, este último en el centro. En Handumanan Souvenir Shop encontrarás camisetas, imanes, llaveros… Lee Qué comprar en Filipinas si necesitas ideas.
  • Cat-al World War II Museum: situado algo lejos del centro, solo te recomendamos incluirlo en tu lista de cosas que ver en Dumaguete si tienes curiosidad sobre la historia bélica de Filipinas. Se trata de un museo perteneciente a la familia Cat-al, en el que encontrarás un montón de artefactos de guerra coleccionados por el veterano Porforio y su hijo Felix.

gente de Dumaguete jugando

Excursiones que hacer en Dumaguete

Ya has visto que hay algunas cosas que ver y que hacer en Dumaguete, pero, quizás, lo más interesante está en sus alrededores. Negros es una isla con una geografía bastante variada que incluye varios volcanes, lagos, cascadas y mucho más. A esto se le añaden interesantes lugares en la costa, que ofrecen la opción de hacer esnórquel, buceo o disfrutar de lenguas de arena chulas.

Como verás, muchos de estos sitios para hacer excursiones desde Dumaguete se ubican a unos 40-50 kilómetros. Esto en otros sitios del mundo no sería nada, pero, debido a lo lentos que van los buses en Filipinas (que hacen 2742057 paradas), no deberías menospreciar el tiempo que vas a tardar en llegar. Por ello, te aconsejamos que te unas a alguna excursión (la agencia KLOOK tiene algunas) o alquiles una moto.

🛵 Entre Santa Rosa St. y Perdices St. tienes varios sitios para alquilar moto. El precio diario dependerá del tiempo que la alquiles, pero lo normal es que ronde los 350 pesos al día.

Casaroro Falls, las mejore cascadas que ver en Dumaguete

Estas son, posiblemente, las cascadas más bonitas de la isla de Negros, pero todavía no son tan populares como otras cascadas filipinas. Con un entorno brutal, la caída de agua es de unos 30 metros.

¿Cómo llegar? En moto tardarás unos 30 minutos en llegar al parking. Una vez ahí, tendrás que bajar 357 escalones y caminar unos 20 minutillos más por un camino de tierra (mejor llevar buen calzado). La entrada son 30 pesos por persona.

Si quieres ir en transporte público, cerca del mercado salen multicabs (jeepneys pequeños) a Valencia (12 pesos/20 minutos). En la terminal tendrás que coger un habal-habal (moto con conductor) hasta el inicio del sendero (300 pesos para 2 personas/20 minutos).

Qué hacer en Dumaguete: excursión a Casaroro falls

Pulangbato Falls y la Red Rock Hot Spring

Más bajitas que las Casaroro Falls, la curiosidad de las Pulangbato Falls es que su agua procede del Okoy River Valley, ubicado en la base del Monte Talinis, un volcán activo. Esto le otorga una alta concentración de azufre que se puede ver fácilmente en la pared tras el manto de agua, de un color ocre.

Las Pulangbato Falls están bastante más urbanizadas que las Casaroro Falls y son mucho más accesibles, así que el encanto es un poquito menor. Aun así, creemos que merece la pena incluirla en tu lista de cosas que hacer en Dumaguete. Procura ir de lunes a viernes para encontrar menos gente.

En ruta hacia estas cascadas tienes la posibilidad de ver fumarolas de azufre en las paredes montañosas junto a la carretera. Además, te aconsejamos que hagas una parada final en el Red Rock Hot Spring. Esta es una piscina de aguas termales a unos 37-39ºC y abren hasta las 20:00, por lo que no es mala idea bañarse un rato cuando ya ha oscurecido. La entrada son 60 pesos por persona.

¿Cómo llegar? Desde Dumaguete tardarás unos 30 minutos en llegar a las Pulangbato Falls con tu moto. La bajada a las cascadas es menos pronunciada que las anteriores. Tendrás que pagar 50 pesos por persona para entrar.

Es buena idea combinar las Casaroro Falls con las Pulangbato en el mismo día. Desde Valencia se tarda unos 35-40 minutos en moto. Por unos 100 pesos más a la tarifa del habal-habal anterior podrás visitar ambas.

Twin Lakes Natural Park

A unos 20 kilómetros en dirección noroeste de Dumaguete está el Twin Lakes Natural Park. Este recibe su nombre de los dos lagos, Balinsasayao y Danao, formados en cráteres. En el lago Balinsasayaoo puedes alquilar kayaks (100 pesos por hora), dar un paseo en barca (250 pesos la hora) y también encontrarás un restaurante para comer con vistazas. En el caso de que tengas mucho interés en conocer más sobre la naturaleza o te guste mucho avistar aves, es buena idea contratar un guía. Esto suele costar 1.500 pesos por grupo.

Si tienes tiempo, tienes un montón de senderos en el parque que te harán descubrir varias de sus cascadas (las Olayan Falls o Secret Falls son las más fotogénicas). Uno de los más populares el que va hasta las cascadas del Red River Valley, pero calcula unas 3-4 horas. Aun así, la caminata al lago Danao desde el Balinsasayao no te llevará más de 20-30 minutos y tendrás una panorámica muy bonita desde el mirador.

¿Cómo llegar al Twin Lakes Natural Park? Una buena idea para aprovechar el día es contratar este tour de KLOOK, que combina la excursión a los lagos con un recorrido por Dumaguete.

Si quieres hacer la excursión por tu cuenta, puedes coger un bus en la Northbound Bus Terminal (25 pesos) o un jeepney desde Real St. hacia Amlan y bajarte en La-laan en San Jose. Una vez ahí tendrás que contratar un habal-habal (400 pesos ida y vuelta para 2 personas) La entrada son 100 pesos por persona.

Bais + Manjuyod Sandbar

Bais City se ubica a unos 45 kilómetros al norte de Dumaguete y es conocida por ser el punto de partida de salidas para avistar delfines, concretamente delfines giradores, en el Estrecho de Tañón. Entre marzo y octubre, con muchísima suerte, dicen que se pueden ver orcas. No estamos seguros de cómo se hace esta actividad y si es tan agobiante como el avistamiento desde Panglao, así que no es algo que te podamos recomendar.

Sin embargo, lo que creemos más interesante en esta zona es la Manjuyod Sandbar, una de las lenguas de arena de Filipinas menos conocida por el turismo extranjero. Llamada la “Maldivas de Filipinas” esta lengua de arena blanca de 7 kilómetros aparece cuando la marea está baja y en ella se pueden encontrar unas básicas pero pintorescas cabañas. Ojo, la lengua de arena solo se verá si la marea está muy baja, cosa que no ocurre siempre, ya que depende del ciclo lunar.

En la zona también se ubican las Bulwang Caves, un complejo con más de 400 cuevas que se puede visitar con un guía (400 pesos hasta 5 personas).

¿Cómo llegar? KLOOK tiene esta excursión desde Dumaguete que combina el avistamiento de delfines y Manjuyod Sandbar. Si quieres llegar por tu cuenta a Bais, puedes hacerlo desde la estación de buses de Ceres (1-1,5 horas/50-80 pesos). Una vez ahí, coge un trycicle al Capinahan Wharf, desde el que puedes organizar el barco a la sandbar por 2.500 pesos hasta 5 personas (15 minutos). Si le añades el avistamiento de delfines, sube a 3.500-4.000 pesos.

Para quedarte a dormir en la Manjuyod Sanbar, tienes que considerar los precios no son nada económicos para lo básicos que son los bungalós, que tampoco tienen electricidad. Sin embargo, te brinda la posibilidad de una experiencia única. Calcula unos 3.000-5.000 pesos y ten en cuenta que no hay restaurantes ni nada parecido, solo algunas barquitas vendiendo cocos, erizos o algo de pescado. Caben hasta 15 personas. Lo mejor es que mandes un correo a la oficina de turismo de Manjuyod (manjuyodtourismoffice@yahoo.com) o a la de Bais (baistourism@yahoo.com).

Puncak Tanawan

Si quieres mover las piernas, otra cosa que hacer desde Dumaguete es subir a este pico y disfrutar de las vistazas. Desde lo que se conoce como Station 1 (a la que puedes llegar en habal-habal por 100 pesos) tienes 1,5-2 horas de subida hasta la cima, donde hay un pequeño puesto para comer y beber algo caliente.

Puncak Tanawan es un sitio muy popular entre la gente de Dumaguete, que se animan a dormir en tienda de campaña para ver el amanecer al día siguiente. La entrada son 70 pesos por persona.

Cuerno de Negros o Mount Talinis

El Mount Talinis, también conocido como Cuerno de Negros por la forma de su pico, ostenta el título de tener la cima más alta de Negros Oriental, a 1864 metros sobre el nivel del mar. Existen varios senderos para coronarlo, siendo la ruta más popular la Bidjao-Apolong Traverse. Esta puedes hacerse en 4-5 horas y pasa por los misteriosos lagos Yagumyum y Nailing y las Twin Falls y las Casaroro Falls. La mayoría de los viajeros la hacen en 2 días, haciendo noche en una tienda de campaña junto a uno de los lagos.

Lo más aconsejable es que te apuntes a una de las excursiones que organiza Harolds Mansion o contrates un guía en la Provincial Tourism Office de Dumaguete.

Dauin

A muy pocos kilómetros al sur de Dumaguete está el pequeño pueblo de Dauin. Si bien sus playas de arena negra no te van a conquistar a la primera, este es uno de los mejores sitios para hacer buceo en Filipinas. Es un verdadero paraíso para aquellos que les guste el buceo tipo macro, en el que ver criaturillas raras como el pulpo de anillos azules, el pulpo mimo o los caballitos de mar pigmeos. Puedes ir tú mismo hasta allí y bucear con algún centro u organizar una salida con algún centro de buceo de Dumaguete. Harold’s Mansion lo hace, pero no siempre llenan el cupo mínimo, así que pregunta con suficiente antelación.

En el caso de que no bucees, también encontrarás sitios interesantes para hacer esnórquel y, por supuesto, buenísimos resorts para alojarte y bajar pulsaciones. Te contamos mucho más en nuestra Guía de Dauin.

Apo Island, excursión recomendada que hacer en Dumaguete

Finalmente, otra cosa que hacer desde Dumaguete es saltar a la preciosísima Apo Island para nadar con tortugas marinas. Esta se puede hacer en una excursión de un día, cosa que puedes organizar desde casi todos los hoteles de la ciudad, siendo el más económico Harolds Mansion. Esta sale por 1.200 pesos por persona si solo haces esnórquel y 3.300 pesos por 3 inmersiones incluyendo comida y equipo.

En Cómo llegar a Apo Island tienes todo detallado sobre estos tours o cómo hacerlo por tu cuenta. Ya te avisamos que esto último, a no ser que seáis 3 o 4 personas, no compensa demasiado, ya que los barcos desde Malatapay cobran 2.500 pesos ida y vuelta y le tienes que añadir las tasas y la comida.

Aun así, si tienes tiempo, nuestro consejo es que te quedes a dormir en Apo Island y disfrutes de ella con tranquilidad.

visitar Apo island desde Dumaguete

Dónde alojarse

Te hablamos largo y tendido sobre este tema en Dónde dormir en Dumaguete, pero aquí te dejamos algunas recomendaciones rápidas sobre el tema:

  • The Flying Fish Hostel: uno de los mejores hostels para mochileros en Dumaguete. Se sitúa a medio camino entre el aeropuerto y el centro. Reserva aquí.
  • Casa Arrieta Hostel: su personal es súper amoroso y tienes habitaciones dobles y dormitorios compartidos con taquillas. No está en el centro, pero llegarás fácilmente a todos lados en trycicle y realmente son tan majos y está tan limpio que merece la pena. Reserva aquí.
  • Golden Gate Suites: si quieres estar en pleno cogollo, junto a la oficina de inmigración, este es tu sitio. Bastante nuevo, aircon, agua caliente… Reserva aquí.

Más hoteles en Dumaguete

Cómo llegar y cómo moverse por Dumaguete

Dumaguete tiene aeropuerto, un puerto en la propia ciudad y varios cercanos, así como una gran terminal de buses. Te contamos cómo puedes acceder a ella de una manera detallada en nuestro artículo Cómo llegar a Dumaguete.

Aunque es una ciudad relativamente grande, en Dumaguete no encontrarás los atascos que sí se forman en Manila o Cebú. Por ello, te resultará bastante fácil moverte en trycicles, jeepneys o multicabs. No hay muchos taxis, que se circunscriben básicamente a los viajes desde y hacia el aeropuerto.

El precio de la carrera de jeepney o trycicle compartido por el centro de Dumaguete empieza en 10 pesos por persona. Si quieres hacer recorridos más largos, va subiendo según los kilómetros. En el caso de que quieras alquilar el trycicle completo, tendrás que negociar con el conductor. Si vienes desde el aeropuerto, son 12 pesos por persona hasta el centro.

Dónde comer en Dumaguete

Si estás un poquito cansado de tanta carinderia, no vas a tener ninguna queja. Tienes cientos de sitios donde comer en Dumaguete y salirte de lo más típico. Además, al haber un montón de estudiantes de Asia Oriental que vienen a aprender inglés, la variedad de restaurantes asiáticos es brutal. En la capital de Negros Oriental también hay muchísimos occidentales instalados, por lo que no te van a faltar opciones Eso sí, considera que los precios serán bastante más elevados que si comes de ollita.

En nuestra opinión, los sitios más agradables para comer en Dumaguete se concentran en la intersección de EJ Bianco Dr. y Flores Ave. y entre Perdices St. y

Aquí te dejamos algunos sitios donde comer en Dumaguete que estamos seguros de que te encantarán:

  • Soban Korean Restaurant: más coreano que esto no existe. Aquí tienes la famosa barbacoa coreana, los pancakes, el bibimbap y mucho más.
  • Le Chalet Swiss Resto: para algo un poquito glamuroso, este sitio de comida suiza e italiana te gustará.
  • Sans Rival Cakes & Pastries: los dos dulces más conocidos que comer en Dumaguete son las silvanas y los sans rivals. Para probarlos, nada como esta pastelería.
  • Panda Ice Cream: famosísima tienda de helado frito. Sí, has leído bien.
  • 2 Story Kitchen: aquí encontrarás comida coreana rica, pero también hamburguesas, sándwiches y café a buen precio.
  • Hayahay: si buscas un sitio con ambientillo por la noche con música en directo, aquí lo tienes.
  • Lab-as Seafood: ubicado en el mismo complejo que el anterior y abierto en 1988, es toda una institución para comer en Dumaguete. Como habrás deducido, es famoso por el marisco.
  • Adamo: comida filipina pero con un toque moderno a precios bastante competentes.
  • Tribe Café: si buscas opciones veganas o vegetarianas, no lo dudes, pásate por aquí.
  • Casablanca: muy cerca del Rizal Boulevard, es un restaurante propiedad de un austriaco que lleva un montón de años en la ciudad. Además de los platos típicos de su tierra, nosotros probamos un kinilaw buenísimo. Tiene una terraza muy agradable.

Por supuesto, hay muchísimos sitios más donde comer en Dumaguete mucho más baratos. Para ello, te recomendamos las eateries y carenderias o el mercadillo nocturno del Rizal Boulevard. Aprende más sobre ellas en nuestro artículo Qué comer en Filipinas.

mercadillo nocturno Rizal Boulevard Dumaguete

Consejos para visitar Dumaguete

  • Al ser una ciudad y no requerir tanto sol para disfrutar de la playa, quizás no es tan importante hablar de la mejor época para visitar Dumaguete. Aun así, si buscas el momento idóneo, este sería entre enero y marzo, cuando es época seca y las temperaturas no son tan altas como en abril y mayo. De julio a noviembre es temporada de lluvias, siendo el mes más lluvioso normalmente octubre. Lee más sobre este tema en Mejor época para viajar a Filipinas.
  • ¿En busca de festivales en Filipinas? Si bien no son los más fastuosos, a mediados de noviembre tiene lugar el Sandurot Festival y a finales-mediados de octubre el Buglasan Festival. Reserva hotel con bastante antelación, si piensas visitarlos.
  • ¿Cuántos días pasar en Dumaguete? Los puntos de interés más importantes que ver en Dumaguete los puedes recorrer en 2-3 horas. Aun así, si quieres hacer algunas de las excursiones de los alrededores, puedes quedarte 2 o 3 días.
  • Al ser una ciudad grande, vas a encontrar un montón de cajeros automáticos. Te aconsejamos que aproveches y saques dinero para tener de sobra en otros sitios en los que es más difícil encontrarlos.
  • También te recomendamos que aproveches para disfrutar de un internet medianamente rápido. Es una ciudad universitaria, así que hay muchísimas cafeterías para trabajar con wifi y en los centros comerciales también suele ser gratuito durante un tiempo.
  • Si, por lo que sea, tienes algún problema sanitario que llevas arrastrando un tiempo durante el viaje, aprovecha porque en Dumaguete tienes muchos hospitales en los que conseguirás buena atención. Varios que están bien: Holy Child, ACE Dumaguete Doctors y Silliman University Medical Center.
  • Recuerda contratar un buen seguro de viaje para Filipinas como el que llevamos nosotros. Consigue un 5% en tu póliza.

Mapa de Dumaguete

Te dejamos un mapa que hemos hecho con todas estas cosas que hacer en Dumaguete, hoteles, restaurantes y centros comerciales:


Esperamos que esta lista de cosas que hacer en Dumaguete te sirva para sacar el máximo provecho a esta ciudad de la isla de Negros. Si bien las capitales filipinas no se caracterizan por ser muy bonitas, lo cierto es que Dumaguete es una ciudad agradable para pasar unos días y hacer algunas actividades por los alrededores.

Si tienes cualquier duda o sugerencia, te la responderemos encantados en los comentarios.