Palawan es la estrella de muchos viajes por Filipinas, pero casi todos los viajeros se centran en 2 rincones: El Nido y Port Barton. Con ganas de descubrir más, nosotros decidimos hacer parada en Sabang, un pequeño pueblo situado 80 kilómetros al noroeste de Puerto Princesa, la capital de la isla. Este es conocido por ser la base para explorar el famoso Río Subterráneo y, aunque casi todo el mundo hace una excursión de ida y vuelta desde Puerto Princesa, si tienes tiempo suficiente, nuestro consejo es que hagas al menos una noche y taches de tu lista todas estas cosas que ver y que hacer en Sabang que te proponemos.

Qué hacer en Sabang: actividades recomendadas

Además de conocer una de las 7 Maravillas Naturales del Mundo, hay varias cosas que hacer en Sabang que te ocuparán uno o dos días. No solo eso, se trata de un aletargado pueblo costero que a nosotros nos recordó a aquellos primeros rincones de Filipinas que visitamos hace más de 10 años. Por lo que, si quieres conocer lugares tranquilos, disfrutar de la playa, leer con la banda sonora del mar o cenar con los pies en la arena, Sabang es un sitio perfecto para ti.

De viajero a viajero, aquí vamos a contarte qué hacer en Sabang y cómo disfrutarlo al máximo.

1. Visitar el famoso Parque Nacional del Río Subterráneo

La razón principal de nuestra visita a Sabang era el Parque Nacional del Río Subterráneo o Underground River. Declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO en 1999 y una de las 7 Nuevas Maravillas Naturales del Mundo en 2011, es uno de los lugares más emblemáticos que ver en Filipinas.

Aunque el parque es enorme (más de 22.000 hectáreas), lo que realmente ha alcanzado fama mundial es su río subterráneo de más de 25 kilómetros de largo, que serpentea por las entrañas de la tierra hasta desembocar en el mar de China. Solo una parte de él, algo más de 8 kilómetros, es navegable, pero los viajeros tenemos que conformamos con visitar algo menos de los 2 primeros. A lo largo del recorrido, en una barca de remos de unas 8 personas, puedes ver un montón de formaciones de la cueva que exploras: estalagmitas, estalactitas y pilares de curiosas formas. La experiencia no es ni mucho menos claustrofóbica, ya que el río circula por canales enormes, así como por enormes cámaras, como la llamada “Italian Chamber”, con una superficie de 2,5 millones de metros cuadrados.

Como habrás intuido, durante el recorrido también podrás ver muchísimos ejemplares de las 9 especies de murciélagos del parque, así como otras aves que viven en su interior. Fuera de la cueva, en los alrededores de la entrada, tampoco es raro ver macacos de cola larga y lagartos monitor.

El Underground River está gestionado por el Ministerio de Medio Ambiente y Recursos Naturales de Filipinas y, por ello, se necesitan unos permisos para visitarlo. La gran mayoría de viajeros se despreocupa de este tema haciendo una excursión desde Puerto Princesa y, por tanto, son las agencias las que se encargan de conseguirlos. En el caso de que vayas a venir a pasar uno o dos días a Sabang, nuestro consejo es que lo hagas por tu cuenta, ya que tendrás tiempo para gestionarlo. Para ello, solo tienes que ir la oficina de turismo que hay en el muelle (en Google Maps aparece indicado como Sabang Boat Terminal) e indicar que quieres reservar tu permiso. Nosotros lo hicimos la tarde de antes y no tuvimos que pagar nada.

barco para el río subterráneo

La entrada al Río Subterráneo está a unos 20 minutos en barco desde el puerto de Sabang, por lo que es necesario contratar una bangka para llegar. Una vez allí, en una preciosa playa rodeada de roca kárstica, tendrás que caminar algo menos de 5 minutos para acceder a la entrada de la cueva. El siguiente paso es montarte en una de las barcas de remos, esperar a que te den tu audioguía en el idioma que quieras (en español también tienen) y disfrutar del recorrido, que dura unos 45 minutos. No te preocupes, lo tienen todo bien organizado.

Las primeras bangkas salen del puerto de Sabang a las 8:00 de la mañana, así que nuestro consejo es que estés en la oficina de turismo sobre las 7:30, que es cuando suelen abrir. Intenta ponerte en la cola para que no se te cuelen los agentes y ser de los primeros, ya que disfrutarás más de la experiencia y no tendrás que esperar tanto para entrar al río. Una vez estés en la oficina, tendrás que rellenar unos papeles y pagar la entrada y las tasas, que se distribuyen de la siguiente manera para adultos:

  • Entrada: 500 pesos
  • Audioguía: 85 pesos
  • Tasa medioambiental: 150 pesos
  • Tasa de la terminal: 5 pesos

Subtotal: 740 pesos (los niños de 3 a 12 años pagan 305 pesos y de 13 a 20 años 381,50 pesos)

Una vez que tengas tus papeles, dirígete a la zona de embarque y tendrás que pagar el coste del barco, que depende de cuántos seáis:

  • Barco de 6 personas: 1.100 pesos (184 pesos por persona)
  • Barco de 7 personas: 1.255 pesos (180 pesos por persona)
  • Barco de 8 personas: 1.425 pesos (179 pesos por persona)

En el caso de que quieras irte sin esperar a más pasajeros, puedes pagar el barco de 6 personas completo.

Es decir, el coste de la visita son los 740 pesos + el precio del barco. Por lo que el paquete más económico sería de 919 pesos por persona.

Una vez que tengas todo listo, podrás comenzar tu aventura en el Río Subterráneo. Si te gusta caminar y la naturaleza, sigue leyendo nuestra lista de cosas que hacer en Sabang y descubrirás una divertida forma de volver al pueblo.

⭐ Lee todo sobre esta actividad en El Parque Nacional del Río Subterráneo de Puerto Princesa, ¿cómo visitarlo?

río subterráneo sabang

2. Hacer el Jungle Trail, algo que hacer en Sabang

Si te gusta la naturaleza, una manera de redondear tu visita al Río Subterráneo es combinarlo con el Jungle Trail. Este es un sendero que va desde la playa de Sabang hasta la entrada al río. Tiene una longitud de unos 3,5 kilómetros y tiene que hacerse con guía, por lo que es necesario añadir 200 pesos al coste del Río Subterráneo (sí, sigues pagando el coste del barco ida y vuelta, pero, además, tienes que añadir ese extra). Aun así, es interesante, ya que el guía te irá explicando detalles del bosque tropical por el que irás, qué vegetación hay (¡más de 800 tipos de plantas!) y qué animales se pueden ver. Si tienes curiosidad, es habitual encontrarse con macacos y lagartos monitor o varanos.

El camino discurre por el bosque, que va pasando por formaciones de roca kárstica. Se puede entrar en algunas cuevas. Aunque la mayor parte está en buen estado y hay plataformas y escaleras de madera, ten en cuenta que, si llueve, puede estar algo embarrado. Lleva zapato cerrado y no te olvides del repelente, porque si no vas a sufrir los mosquitos.

Por desgracia, cuando nosotros visitamos Sabang, no pudimos recorrer el Jungle Trail porque estaba cerrado por mantenimiento. Si tienes ganas de hacerlo, lo mejor es que preguntes en la oficina de turismo del puerto. Puedes recorrerlo tanto para ir como para volver. Nosotros te aconsejamos hacerlo a la vuelta, para que así puedas disfrutar del río sin mucha gente.

jungle trail

3. Lanzarte en la tirolina – Sabang X Zipline

Aunque la de Loboc nos sigue pareciendo más bonita, esta tirolina te hará pasar un buen rato. A unos 45 metros sobre el mar y de 800 metros de largo, discurre junto a la bonita playa de Manlipien. Para llegar, tendrás que subir una pequeña colina. No te llevará más de 15 minutos y el camino es sencillo, así que no tienes demasiada excusa para no incluirla en tu lista de cosas que hacer en Sabang.

Tirarte por la zipline cuesta 550 pesos, pero sale algo más económica si la reservas a través de la agencia KLOOK. Puedes reservar aquí. En el caso de que te quieras tirar “estilo Superman”, tienes que pagar 200 pesos más.

4. Darte un baño en las cascadas Pyamaluguan o Sabang Falls

No esperes que sean las Kawasan Falls o las preciosas cascadas de Camiguin, pero el paseo hasta las cascadas Pyamaluguan (más conocidas como Sabang Falls) es algo agradable que hacer en Sabang. Simplemente tienes que pasar la oficina de turismo y caminar junto al mar durante 15 minutos. El sendero tiene sombra y pasa por un curioso templo budista, herencia de la inmigración vietnamita de Palawan. A los 5/10 minutos llegarás a la entrada, donde tendrás que abonar una tasa. A nosotros nos pidieron 100 pesos, cosa que nos parece bastante cara, pero sí que es cierto que tienen el sendero muy limpio y perfectamente acondicionado.

Unos 10 minutos más tarde, llegarás a una alta pared vertical junto al océano desde la que sale agua dulce. Esta llena una pequeña piscina a escasamente un metro del mar, donde las olas suelen romper con bastante intensidad, conformando un curioso paisaje.

La cascada tiene más o menos agua según las lluvias de las últimas semanas. Así, la encontrarás con más caudal entre junio y septiembre, cuando las lluvias son más abundantes. Aun así, siempre podrás darte un bañito en esta infinity pool natural.

sabang falls y templo chino

5. Explorar los manglares del Sabang Mangrove Forest

En el caso de que tengas más tiempo y quieras explorar, otra cosa que puedes hacer en Sabang es darte un paseo por los manglares vecinos al pueblo. El paseo se desarrolla en una canoa llevada por un guía, que va explicando datos del bosque de manglar y buscando animales como varanos, macacos o serpientes y aves como el precioso martín pescador. Además, también podrás ver a los famosos tamilok, unos gusanos que la gente de Sabang considera una delicia.

Puedes organizarlo en cualquiera de las agencias que veas por la playa, pero será más barato si simplemente caminas hasta el final de la playa y llegas a una oficina donde haces el pago. Son 350 pesos por persona y el recorrido dura, más o menos, 45 minutos.

6. Subir a Ugong Rock o entrar en las Hundred Caves

Otra animada actividad que hacer en Sabang es explorar Ugong Rock, un macizo de roca caliza de casi 71 metros de altura rodeado de campos de arroz. Si te animas, podrás visitar su entramado de cuevas y hacer un poco de espeleología “moderada”. No te esperes grandes dificultades, ya que, además, el recorrido dura apenas 30 minutos. La entrada son 200 pesos por persona.

También puedes completar la aventura con otra tirolina que se desarrolla en bicicletas de bambú o al estilo “Superman”. Puedes llegar al inicio de Ugong Rock o volver y el viaje cuesta 450/500 pesos por persona.

En el caso de que te gusten realmente las cuevas y la espeleología, más interesante es la visita de las Hundred Caves. Este es un sistema de cuevas de más o menos 1 kilómetro, que pasa por diferentes niveles. El recorrido te puede llevar desde 45 minutos a 2 horas, según el nivel de dificultad que prefieras. El precio también depende del recorrido, pero oscila entre los 350 y los 1.000 pesos por persona.

En ambos casos, procura ir bien preparado con calzado cerrado y procura no llevar una mochila grande, ya que te resultará incómoda para caminar por los pasillos.

Para llegar desde Sabang, puedes contratar un trycicle (suelen cobrar unos 700 pesos ida y vuelta) o alquilar una moto (unos 350-400 pesos al día).

7. Disfrutar de la playa de Sabang

Mucha canoa, tirolina o cascada, ¿pero qué tal simplemente tumbarse en la playa? Algo que hacer en Sabang es simplemente disfrutar de su larga y solitaria playa. Camínala hasta el final y goza del paisaje de palmeras, arena dorada y aguas turquesas. Si bien es cierto que el agua suele estar un poco más brava que en otras playas filipinas, en Sabang puedes pegarte un baño y pasar un rato de relax bajo la sombra de algún cocotero.

Si te entra hambre o sed, no te preocupes, hay varios bares y restaurantes en los que pedir algo sin dejarte el sueldo. A nosotros, por ejemplo, nos encantó cenar en uno de los restaurantes de la playa, con nuestros pies en la arena y una velita. En pocos lugares de Filipinas puedes estar ya tan tranquilo y disfrutar de una cena romántica junto al mar.

Además, también tienes masajistas y esteticistas, por si quieres mimarte un poco.

En el caso de que seas aventurero, también puedes caminar hasta Manlipien Beach, la playa en la que se ubica la tirolina de la que te hemos hablado más arriba. Es probable que te la encuentres para ti solo.

sabang beach


Excursiones a Sabang desde Puerto Princesa

En el caso de que no tengas mucho tiempo o quieras aprovecharlo en otros sitios de Filipinas, una alternativa para conocer Sabang sin comerte mucho la cabeza y maximizando el tiempo es contratando una excursión desde Puerto Princesa. Aquí te dejamos algunas que te pueden interesar:

playa del río subterráneo


Dónde dormir en Sabang

La oferta hotelera en Sabang todavía es muy reducida. Como la mayoría de viajeros solo vienen a visitar el Río Subterráneo durante unas horas y luego marchan a Puerto Princesa o a otros rincones de Palawan, son pocos los hoteles que hay en la zona. Aun así, si quieres disfrutar de la tranquilidad de este pueblo costero, tienes opciones para todos los presupuestos, incluyendo hotelazos preciosos. Ten en cuenta que, fuera de ellos, la mayoría de los sitios para dormir en Sabang son modestos conjuntos de bungalós sin aire acondicionado, agua caliente o wifi.

Aquí tienes algunas sugerencias sobre dónde dormir en Sabang:

Si quieres aislarte de todo, aquí tienes otras 2 recomendaciones relativamente cerca de Sabang y con las que podrás acceder fácilmente a todo lo que tiene que ofrecer esta zona de Palawan:

🛏️ Encuentra más opciones de alojamiento en Sabang aquí.

daluyon resort


Cómo llegar a Sabang

Dependiendo de dónde te encuentres, podrás llegar a Sabang de una manera u otra. Los transportes más frecuentes y comunes son desde Puerto Princesa, la capital de Palawan, así que te animamos a leer primero nuestro artículo sobre Cómo llegar a Puerto Princesa. Sabang está a unos 80 kilómetros de Puerto Princesa (entre 1,5 o 2 horas de trayecto), para recorrerlos, puedes optar por los siguientes transportes:

  • Furgonetas (“vans”): son las más frecuentes y las más rápidas. Puedes cogerlas en la terminal de buses o hacer que te recojan en tu alojamiento en Puerto. También podrás encontrarlas al salir del aeropuerto. Los precios oscilan entre los 250 y los 400 pesos, según dónde las cojas. Suelen tardar algo menos de 2 horas en hacer el trayecto. Los horarios son: 7:30, 8:30, 10:30, 13:30, 15:30 y 17:30. La compañía que hace más trayectos es Lexxus y puedes reservar aquí.
  • Jeepney: salen desde la San Jose Terminal en Puerto Princesa. Cuestan 150 pesos por persona, pero ten en cuenta que son lentos. Lo habitual es que tarden unas 2,5-3 horas en llegar a Sabang. Considera también que tampoco son muy cómodos. Los horarios de salida son: 7:20 y 12:00.
  • Buses sin aire acondicionado: también salen desde la San Jose Terminal. La compañía es D’Christ y acostumbran a salir a las 11:00. Tardan más o menos lo mismo que el jeepney, pero son un poco más cómodos. Cuestan 150 pesos por persona.

En el caso de que quieras ir desde Port Barton a Sabang, tienes 2 opciones:

  • Ir en furgoneta de Port Barton a Sabang: no van directamente, sino que se paran en la intersección y te cambian de furgoneta, pero no tienes que partirte la cabeza para buscar otro transporte. Tardan unas 4 horas y el billete cuesta 600-650 pesos por persona. Salen a las 8:30 y a las 13:30 desde la terminal de Port Barton. Puedes reservar tu plaza aquí.
  • Ir en el bus sin aire acondicionado que va de Port Barton a Puerto Princesa, bajarte en la intersección de Salvación y esperar a que pase algún transporte a Sabang: es la opción más económica, pero ten en cuenta que puede llevarte bastante tiempo, ya que es difícil encontrar furgonetas vacías que te lleven a Sabang y los jeepneys o buses son poco frecuentes. El bus suele salir desde la terminal de buses de Port Barton a las 8:30 y tarda casi 3 horas en llegar a Salvación. Suelen cobrar 150 pesos por este trayecto. Una vez en Salvacion, es complicado que te lleven por menos de 200 pesos.

Si quieres ir desde El Nido a Sabang, tienes también 2 opciones:

  • Ir en furgoneta de El Nido a Sabang: como en el caso de Port Barton, suelen hacer parada en la intersección de Salvacion y te cambian a otra furgoneta a Sabang. El recorrido son unas 5 horas y los horarios de salida son a las 4:00 y a las 11:00. Los precios rondan los 700-800 pesos, según la agencia, aunque Lexxus es la que cubre más frecuencias. Salen desde la terminal de buses de El Nido, al inicio de Corong Corong. Puedes reservar tu plaza aquí.
  • Ir en bus hasta Salvación y allí coger otro transporte: puedes coger los buses de las compañías Cherry o RO-RO que vayan a Puerto Princesa desde El Nido y bajarte en Salvacion. Una vez allí, tendrás que intentar coger otro transporte. Ten en cuenta que tardarás unas 7 horas, según el tiempo que tengas que esperar. Como en el caso anterior, las furgonetas desde Salvacion a Sabang suelen cobrar 200 pesos, aunque un precio más razonable serían 150. Desde El Nido hasta Salvacion no sabemos cuánto cobran, pero el precio es por kilómetros, cabría esperar que fuesen unos 300 pesos por persona.

jeepney sabang


Dónde comer en Sabang

Ya verás que no tienes multitud de opciones para comer en Sabang, pero las que hay no están nada mal. En el propio pueblo encontrarás varias carenderias (los restaurantes típicos de ollitas filipinas) en las que comer por poco dinero, pero en la propia playa también hay restaurantes en los que comer con los piececillos en la arena. Te dejamos algunas recomendaciones para comer en Sabang:

  • Asiano Gourmet Cousine: precioso sitio con mesas frente al mar en el que tienes multitud de platos típicos de Asia a buen precio. La sección de mariscos es un poquito cara, eso sí. Si eres vegetariano, no te van a faltar alternativas y los curris son espectaculares.
  • The Smoky Place: riquísimas pizzas hechas con horno de leña en un local agradable con vistas al mar.
  • Del Cusina: enorme bufé all-you-can eat por 200 pesos. Si quieres ponerte las botas de comida filipina, este es tu sitio.

Además, muy cerca de la oficina del Río Subterráneo, encontrarás muchísimos puestos en los que se venden básicamente pancakes, batidos de frutas y ¡cocos a 30 pesos!

comer en la playa sabang


Otras recomendaciones para visitar Sabang

Ahora que ya sabes dónde comer, cómo llegar y dónde dormir en Sabang, te damos unas recomendaciones extra para que disfrutes aún más de tu viaje:

  • Como te comentamos en Cuándo viajar a Filipinas, la mejor época para viajar a Palawan es de enero a mayo. Sin embargo, puedes visitar Sabang en cualquier momento del año, solo que julio, agosto y septiembre suelen ser los meses más lluviosos. Es raro que esta isla se vea afectada por tifones, pero en época de lluvias puede ver algún área de bajas presiones que puede dar la lata.
  • Existen algunos cajeros en Sabang, pero es aconsejable llevar siempre efectivo, ya que el pago con tarjeta no está muy extendido.
  • No vayas demasiado tarde a cenar porque Sabang es súper tranquilo y más allá de las 20:00 no suele haber “vida”, a excepción de los omnipresentes karaokes.
  • Ten cuidado con algunas partes de la playa de Sabang, ya que no es raro que haya sandflies, mosquitos de la arena o “nik nik”. Estos son pequeñas moscas que pican sin que te des mucha cuenta y por la noche notarás bastante escozor. De hecho, verás algunos carteles en los resorts indicando su existencia. Puedes usar repelente o aceite de coco para que no te piquen y, en el caso de que hayas tenido la mala suerte, ve a una farmacia a comprar “calamine”, que alivia mucho el picor.
  • Viaja con un buen seguro médico internacional que te cubra el traslado hacia Puerto Princesa en caso de necesitarlo, ya que en Sabang no hay hospitales. Lee todo sobre el que nosotros llevamos en Seguro de viaje para Filipinas.

Mapa de Sabang

¿Tienes alguna duda o sugerencia? ¡Nos encantará leerla en los comentarios!