¿Qué hacer en Batad? Seguro que ya lo tienes más que claro porque sería muy difícil que hubieses visto una foto de las espectaculares terrazas de arroz y no hubieses deseado con todo tu corazón llegar.

El anfiteatro de arrozales de Batad es, sin dudarlo un instante, uno de los sitios más mágicos e impresionantes de Filipinas. El paisaje es sobrecogedor, pero, además, su historia es milenaria. Declaradas Patrimonio de la Humanidad por la Unesco en 1995, se dice que tienen más de 2.000 años de antigüedad y son una muestra viva del modo de vida de la tribu de los Ifugao.

Si quieres darle a tu viaje a Filipinas un giro y explorar más allá de playas paradisiacas, no lo dudes, Batad es tu otro paraíso. Sigue leyendo y descubre qué ver y qué hacer en Batad, así como un montón de detalles que harán tu visita mucho más completa.

Dónde está Batad

Batad es una pequeña aldea ubicada en la isla de Luzón. Concretamente, pertenece a la región de Cordillera y la ciudad más grande y más cercana es Banaue. Esta será tu punto de partida para alcanzar Batad.

Para que te hagas una idea, Batad está a unos 380 kilómetros de Manila. Aunque no parezca muy lejos, necesitarás invertir unas 9-10 horas para llegar.

Breve historia e importancia de las terrazas de arroz de Batad

Se dice que estas imponentes terrazas fueron creadas por el pueblo Ifugao hace más de 2.000 años. Esta tribu las construyó con sus manos y unos utensilios bastante primitivos para poder alimentarse a pesar de vivir en un terreno tan complicado.

La palabra “Ifugao” viene de “ipugo”, que significa “gente de la montaña” o “gente de la tierra”, “mortales” o “humanos”, como contrapunto a las deidades o espíritus. Su cultura se sitúa básicamente alrededor del arroz y, por ello, muchas de las celebraciones y ritos que todavía celebran (aunque en menor medida) tienen que ver con los diferentes ciclos de la cosecha.

Los Ifugao, a diferencia de otros productores de Filipinas, suele seguir uno o dos ciclos de cultivo al año. Ello se debe a la elevación. Situadas entre 1.300 y 1.500 metros sobre el nivel del mar, el clima es más fresco. Esto hace que la mayoría de las familias produzcan para su propio consumo o que se venda a precios mucho más elevados que otros tipos de arroces. De hecho, gran parte de la producción de arroz es 100% orgánica.

Las terrazas de arroz de Batad, en peligro

Conocidas como la 8ª Maravilla del Mundo, muchas de estas terrazas están hechas de barro, pero también se empezó a utilizar piedras para hacerlas más resistentes. Aun así, y a pesar de los avances técnicos, las terrazas de arroz necesitan muchísimo mantenimiento y se enfrentan al peligro de desaparecer. Debido a la dureza del trabajo, gran parte de las nuevas generaciones decide buscarse la vida en ciudades grandes como Metro Manila o intentar dedicarse al floreciente turismo.

Otros estudios señalan que, en realidad, las terrazas se originaron sobre el año 1.500. Se cree que, ante la llegada de los colonizadores españoles, muchos filipinos huyeron a las montañas. En búsqueda de comida, se extendieron las plantaciones existentes, que probablemente eran de taro, constituyendo el paisaje brutal que es ahora. Sea como sea, tengan 500 o 2.000 años, a nosotros nos parecen uno de los imprescindibles que ver en Filipinas.

arado con Carabao en Batad

Mejor época para visitar Batad, ¿cuándo están más bonitos los arrozales?

Seguro que lo que te ha llevado a buscar qué hacer en Batad es una foto de los preciosos arrozales verdes. Sin embargo, el anfiteatro de arrozales estará en un estado u otro según la época en que lo visites, ya que dependerá de lo crecido que esté el arroz.

Por regla general:

  • Entre diciembre y marzo: es la época más fría en Batad y la mayoría de terrazas de arroz son puro barro o piscinas de agua. A mediados de marzo es habitual ver ya algo de verde.
  • Entre abril y julio: abril y mayo suele ser época de siembra (aunque puede haber empezado en marzo), por lo que ya se ven verdes sin estar súper crecidas. En junio es cuando se ven ya más vistosas, pero ten en cuenta que durante este mes y julio es cuando más llueve.
  • Entre agosto y noviembre: es cuando están más crecidas. Agosto y septiembre son los meses más lluviosos, por lo que pueden haber algunos corrimientos de tierra. En noviembre ya se suelen poner amarillas y corres el riesgo de que estén segadas.

Ten en cuenta que esto es solo una aproximación, ya que los arrozales estarán más o menos verdes según cuándo se haya producido la siembra o debido a fenómenos climáticos como El Niño o La Niña.

Entonces… ¿Cuándo estarán más verdes?

¿Pero entonces cuál es la mejor época para visitar Batad? Pues depende mucho de cómo las quieras ver, pero nosotros te diríamos que todas. Si las quieres ver verdes, abril y mayo son geniales y no hay tantas posibilidades de lluvia. Otro buen momento sería octubre, cuando están súper crecidas y el clima comienza a mejorar.

No te preocupes si tu viaje a Filipinas no coincide con estos momentos. Las terrazas de arroz de Batad están preciosas también cuando están inundadas, ya que el cielo se refleja en ellas, creando un efecto brutal, sobre todo al amanecer y al atardecer.

las terrazas de arroz de Batad

Estas fotos son de mediados de marzo, lo que nos dio la oportunidad de ver las terrazas de ambas formas

¿Cuántos días pasar en Batad?

Hay gente que visita Batad en una excursión en un día desde Banaue o solo pasa unas horas porque ha hecho un trekking de varios días por Cordillera. Nosotros, enamorados de la aldea, te aconsejamos hacer una noche.

Considerando que la mayoría de los viajeros amanecen en Banaue tras una noche en el bus desde Manila, una buena idea sería pasar ese día completo, dormir en Batad y volver a Manila al día siguiente en un bus nocturno o continuar el viaje hacia otras zonas de Luzón.

Por supuesto, si quieres disfrutar bien, hacer varios senderos o, simplemente, gozar con las vistas desde tu hotel o sumergirte de lleno en la cultura Ifugao, puedes estar mucho más tiempo.

Itinerario recomendado por Batad

Para que te hagas una idea, este puede ser tu itinerario para visitar Batad:

Día 1: Llegada a Batad, paseo por los arrozales y Tappiya Falls

6:00/8:00 – Llegada a Banaue y pago de la tasa ambiental (50 pesos)

8:15 – Desayuno en un sitio chulo con vistas como Sanafe Lodge, People’s Lodge, 7th Heaven’s Café o Native Village Inn (¡pide café local!)

9:00 – Salida en trycicle a Batad

10:00 – Llegada al aparcamiento y paseo a Batad

10:15 – Llegada a Batad y check-in en el hotel

10:45 – Caminata hasta uno de los miradores y las Tappiya Falls (si puedes, llévate algo para comer)

15:00 – Vuelta al hotel, ducha y relax (¿quizás un masaje reconstituyente?)

17:00 – Tu cita con la puesta de sol y los cambios de color en el cielo en la terraza (es hora de una San Miguel)

19:30 – Cena

21:00 – ¡A dormir!

Día 2: subida al Awa View Deck, vuelta a Banaue, visita a los miradores y vuelta a Manila

6:00 – ¡A despertarse!

6:30 – Desayuno

7:30 – Comienzo del ascenso al Awa View Deck

9:30 – Llegada al mirador

10:30 – Descenso

12:00 – Almuerzo en Batad

13:30 – Vuelta a Banaue

14:30 – Recorrido por diferentes miradores de Banaue, visita al Cordillera Sculpture Museum o a la Tam-Am Village

17:00/17:30/18:00/19:00 – Vuelta a Manila en bus


Qué ver y qué hacer en Batad

Ya más o menos te has hecho una idea de todo lo que puedes hacer en Batad, pero, por supuesto, hay más y también te lo puedes tomar con más calma.

1. Caminar por los arrozales sin mucho rumbo

Sería imperdonable que llegases hasta aquí y no dieses un paseo por las terrazas de arroz. Lo mejor que hacer en Batad es, simplemente, perderse un poco y disfrutar de las diferentes perspectivas que te brinda este histórico anfiteatro.

No tengas miedo, no tiene mucha pérdida. Solo tienes que seguir los pilapil, es decir, los senderos de piedra o cemento e ir con algo de cuidado, ya que no son todos iguales y las escalerillas a veces no son las más seguras. Si tienes algo de vértigo, sé más cauteloso, ya que no es raro que la diferencia de altura entre las terrazas sea superior a 1,5 metros.

Sea como sea, merece la pena. De esta manera vas a encontrar rincones y escenas interesantes como a los habitantes de Batad moliendo el grano del arroz de la manera tradicional o haciendo el arado de la tierra con un búfalo de agua o carabao.

paseando por las terrazas de arroz de Batad

2. Curiosear las típicas casas de los Ifugao y conocer un poco mejor su cultura

Aunque gran parte de las casas de Batad son de nueva construcción, todavía es posible disfrutar de las preciosas cabañas tradicionales de los Ifugao.

Las “nipa huts” son, además de bonitas, viviendas preparadas para los cambios de temperatura de esta región de Filipinas. Cuando hace fresco te mantienen calentito y cuando hace calor te hacen estar más fresquito.

Estas casas están hechas con madera y hojas de nipa, es decir, un tipo de palma. Son estructuras que requieren bastante mantenimiento y el tejado tiene que cambiarse, más o menos, cada 15 años. Por ello, es cada vez menos habitual verlas y los locales han optado por usar feos tejados de metal, que les son más prácticos.

Aun así, todavía las podrás ver y, como te contamos en Dónde dormir en Batad, hasta dormir en una de ellas.

La estructura de las cabañas de los Ifugao

Las casas de los Ifugao tienen 3 “plantas”. Como verás, la cabaña en sí está en alto, es decir, sobre pilares. Esto, además de evitar ser dañadas por posibles inundaciones, brinda una planta baja que sirve para hacer las tareas de la casa. Es aquí donde se mantienen los animales (cerdos, gallos y gallinas, principalmente), se lava la ropa y se cocina. Esto último es particularmente importante, ya que el humo hace que la madera de la cabaña sea más resistente y esté libre de termitas.

A la parte principal, el interior, se accede a través de una escalera. Se dice que para dormir solían quitarla y así evitar que los enemigos los matasen mientras dormían en época pre-colonial. Dentro hay un espacio diáfano que se usa según el momento del día. Aunque las actuales cabañas suelen tener camas modernas para recibir a huéspedes, lo habitual era que los colchones se pusiesen en el suelo solo en el momento de dormir y se recogiesen a la mañana siguiente. Por otro lado, también suele encontrar también una pequeña cocina para hacer pequeñas comidas o calentar agua.

Las antiguas casas Ifugao no tenían electricidad y muchas de ellas todavía siguen así. La iluminación se hacía con velas.

Finalmente, es normal que haya un ático para almacenar la cosecha de arroz durante meses.

Además, las nipa huts se decoraban con calaveras y esqueletos de animales (y, a veces, de personas) que se cazaban o se sacrificaban para los rituales.

casas de los ifugao batad

3. Visitar y darte un chapuzón en las Tappiya Falls

Uno de los imprescindibles que hacer en Batad es visitar la espectacular cascada de Tappiya. Este imponente salto de agua de unos 70 metros de altura siempre cae con fuerza y es una de nuestras cascadas de Filipinas favoritas. Además de la potencia del agua, el entorno enamora, ya que te sentirás acogido por las altas paredes que la rodean.

Si te sientes con energías, prueba a darte un chapuzón. Eso sí, calentita seguro que no está. Ve con ojo y no te pongas muy cerca de la cascada porque la caída del agua es tan fuerte que han muerto un par de hombres ahogados. De hecho, algunos lugareños dicen que hay una sirena que seduce y arrastra para llevarte a las “profundidades”.

¿Cómo llegar a las Tappiya Falls?

Pues es realmente fácil. Nuestro consejo es que te descargues Maps.me (una de las aplicaciones para viajar a Filipinas que te aconsejamos) y sigas uno de los 2 senderos que te proponen. No tiene pérdida. Si te apetece despreocuparte y quieres que alguien te guíe y te cuente cosillas de las terrazas, puedes contratar un guía. Suelen cobrar 700-800 pesos por un máximo de 4 personas si vas por el camino más directo. Cobran más si quieres que te lleven a más miradores o te expliquen cosas de la aldea.

Puede decirse que hay un sendero bajo y un sendero alto. El segundo te hará pasar por varios miradores chulos (marcados en Maps.me), así que es el que te aconsejamos hacer.

El nivel de dificultad de este trekk es bastante moderado. Aunque tendrás que ir con ojo porque hay trozos del camino más complicadas y las escaleras no son perfectas, no hace falta ser, ni mucho menos, experimentado senderista. Lo habitual es tardar entre una hora o 90 minutos en llegar, dependiendo de las veces que te pares. Aun así, ten en cuenta que el camino de vuelta es de subida, así que no será raro que te cueste más y que las piernas se carguen un poco (bastante).

Dependiendo del tiempo que vayas a pasar en Batad, harás este recorrido en un momento u otro del día, pero, si puedes, intenta cuadrarlo para primera hora de la mañana. Además de que encontrarás menos gente, es habitual encontrar un arcoíris sobre las Tappiya Falls antes de las 8:00. Para ello, tendrías que salir del hotel sobre las 6:00.

Si vas a mediodía, procura volver no más tarde de las 15:30/16:00, para que no te pille la noche mientras vas de vuelta.

Lleva agua y algunos snacks, aunque también encontrarás pequeñas tiendecitas por el camino.

visitar las tappiya falls algo que hacer en batad

4. Subir hasta el Awa View Deck

Ya te hemos comentado que hay unos cuantos miradores en las terrazas de arroz y que puedes encontrarlos fácilmente con un mapa. De hecho, se pueden ver algunas señales que te indican dónde están.

Aun así, si tienes más tiempo, otra de las cosas que hacer en Batad es subir hasta el Awa View Deck. Ubicado en el lado contrario, este sitio te brindará una perspectiva a ojo de águila del anfiteatro de Batad.

La subida lleva un par de horas, ya que primero tienes que descender y cruzar el río por un fotogénico puente y después subir. El desnivel va de 710 a 1.170 metros sobre el nivel del mar. Si ha llovido o ha hecho mucha humedad (cosa habitual), puede resbalar bastante, ya que es puro barro.

Como el sendero no está señalado en ningún mapa, quizás te interesa contratar a un guía. Estos suelen cobrar 1.000-1.200 pesos por 4 personas.

5. Hacer senderismo hacia las aldeas cercanas o coronar montañas

Por si no hubieses tenido bastante con estas caminatas, desde Batad también puedes ir a diferentes aldeas o montañas. En algunos casos podrás ir y volver en el día, pero, en otros, tendrás que pasar la noche.

Por otro lado, como en el caso del paseo hasta las Tappiya Falls, puedes hacer estas excursiones por tu propia cuenta o con un guía. Por ejemplo, el recorrido hasta Bangaan suele costar 1.200 pesos o hacia Kinakin y Cambulo ronda los 1.500 pesos (hasta 5 personas).

6. Disfrutar de las vistas desde la terraza de tu hotel con una San Miguel

Suena a topicazo, pero, de verdad, una de las mejores cosas que hacer en Batad es, simplemente, no hacer nada. Las vistas desde los hoteles y restaurantes son gloriosas, así que te animamos a coger un libro o una cerveza / té (o los dos) y dejarte llevar.

Nosotros recordamos con mucho cariño las conversaciones en las básicas terrazas de nuestro hotel mientras el sol caía, tiñendo de colores distintos a los arrozales y las casas. Con suerte, la familia se unirá a ti y te contará sus tradiciones y secretos.

vistas hotel Batad

7. Descansar en uno de los hostales con vistazas de Batad

Ya te lo hemos comentado más arriba, pero para nosotros es esencial hacer noche en Batad. A pesar de lo básico del lugar y el fresco nocturno, este pueblo nos ha brindado algunas de las noches más mágicas de nuestros viajes por Filipinas.

Despertarse en una habitación con unas vistas épicas a las terrazas de arroz de Batad es un verdadero lujo al alcance de cualquiera, ya que el alojamiento es muy económico.

🛏️ Descubre nuestras recomendaciones en Dónde dormir en Batad.

Por cierto, si tienes las piernas molidas después de tanto paseo, en la mayoría de hostales ofrecen servicio de masaje por 200-300 pesos la hora. ¡Aprovecha y lucha contra las agujetas!

8. Visitar las terrazas de arroz de Banaue

¿Visito Banaue o Batad? Seguro que te has hecho un poco de lío buscando información. Como ves, nosotros somos partidarios de hacer noche en Batad, pero eso no significa que Banaue no merezca la pena. De hecho, hay arrozales espectaculares repartidos por toda la región de Cordillera. Por eso, te animamos a incluir en tu lista de cosas que hacer en Batad, al menos, una visita rápida a los de Banaue.

Si abres Maps.me y haces un zoom a la carretera que une Banaue con Bontoc, es decir, hacia el norte de la ciudad, verás que hay un montón de miradores. Algunos de ellos son de pago (algo realmente anectdótico) y otros gratuitos, pero en la mayoría encontrarás tiendas de souvenirs y muchas personas mayores vestidas con los trajes típicos de los Ifugao. Ahora solo se utilizan para las celebraciones, así que estas personas están aquí para hacerse fotos con los turistas a cambio de unos pesos.

Dentro de los miradores, el más conocido es el Banaue View Point (aquí), ya que es el que aparece en los billetes de 20 pesos. Una buena idea es contratar los servicios de un trycicle que te lleve hasta aquí y visitar algunos más. Si tienes más tiempo, hay senderos a través de estas terrazas de arroz, que acaban en Banaue. Considera que esto te llevará unas 4-5 horas.

mirador arrozales Banaue

Las vistas del billete de 20 pesos de Filipinas


Consejos para visitar Batad y disfrutarlo a tope

Como ves, Batad es un sitio bastante especial en Filipinas. Al no ser un destino playero ni tan turístico como otros, tiene sus “cosillas”. Por eso, aquí te dejamos los consejos para visitar Batad que nos hubiesen gustado recibir a nosotros la primera vez que fuimos:

  • Las noches en Batad son frescas, así que uno de los tips imprescindibles es que vayas bien preparado con la ropa adecuada. No es que necesites un abrigo gordísimo y 3 forros polares, pero no está demás llevar pantalón largo y algo de abrigo. Igualmente, no olvides un chubasquero y unas zapatillas que tengan una suela con la que no te deslices mucho. En Mochila para Filipinas tienes nuestras recomendaciones.
  • Recuerda que se paga una tasa de 50 pesos al entrar en Batad.
  • Aunque ya no hay que caminar tanto como antes para llegar al pueblo, si quieres ir más cómodo o si te vas a alojar en alguno de los hostales más alejados, quizás te interesa dejar la mochila más pesada en Banaue. Casi todos los hoteles te la guardan por unos pesos.
  • En Batad no hay cajeros. En Banaue puedes encontrar algunos, pero a veces están estropeados. Como todo se paga en efectivo, te aconsejamos llevar suficiente dinero contigo.
  • La cobertura en Batad es casi nula, así que te puedes casi olvidar de internet. Manda los mensajes que necesites en Banaue y desconecta, ¡lo agradecerás!
  • Lleva tus dispositivos electrónicos cargados. La mayoría de las habitaciones de hotel en Batad no tienen enchufes y hay que cargarlas en las recepciones. Muchas de ellas cobran, así que nunca está de más. Si puedes, lleva tu batería portátil cargada.
  • Las bebidas en Batad, debido a que las tienen que traer desde Banaue, son bastante caras. Si quieres ahorrar algo en agua, trae tu propio bidón desde Banaue. Aun así, consumir en el pueblo les ayuda a vivir de una manera digna.
  • Tanto en Batad como en Banaue venden muchísima artesanía típica de la zona. En nuestra opinión, la de esta parte de Filipinas es la más bonita del país, ¡aprovecha! Como curiosidad, venden muchos objetos con forma de pene por ser símbolo de fertilidad… Por favor, no regatees como un corsario y contribuye con la comunidad.
  • Camina por los pilapil, es decir, los senderos de cemento entre los arrozales y procura no hacerlo por los de barro. De esta manera ayudamos a conservar estas milenarias terrazas.
  • Pide permiso a la gente para hacer fotos. Esto también es turismo responsable.
  • Ordena la comida con antelación. Si ya sabes a dónde vas a cenar, es mejor que la pidas por la mañana o a mediodía. De esta manera, compran lo necesario y tú no tienes que esperar tanto.
  • Y, hablando de comida, no puedes irte de Batad sin probar su arroz, el pinikpikan, su café local y una copita de rice wine (vino de arroz).
  • Viaja con un buen seguro de viajes como el que llevamos nosotros. Ten en cuenta que en esta zona no hay buenos hospitales o clínicas, así que, en caso de accidente, tendrás que ser trasladado a Manila. Como no es tarea sencilla, mejor ir prevenido con una póliza que incluya senderismo. Aquí te dejamos un 5% de descuento en tu póliza.

perspectiva arrozales de Batad

Cómo llegar

Como te contamos en Cómo llegar a Batad, la aldea es solo accesible desde Banaue, desde donde sale un jeepney diario a las 15:00 (150 pesos). Si quieres llegar en otro momento, tendrás que coger un trycicle (300-400 pesos). Estos te dejarán en un aparcamiento y después tendrás que caminar 15-20 minutos hasta Batad.

El jeepney sale de vuelta a Banaue a las 9:00 cada mañana.

AVISO: timos para llegar a Batad o excursiones

Nos cuentan algunos lectores que, a veces, al bajarse del bus que viene de Manila o los que proceden de Sagada o Bontoc, hay gente esperando con carteles de algunos alojamientos. Lo habitual es que los hostales no hayan mandado a nadie a recogerte, por lo que suelen ser oportunistas que te dicen que necesitas pagar cantidades astronómicas para llegar a Batad o te intentan vender a unos precios altísimos.

Por eso, a no ser que hayas acordado algo expresamente con tu hotel, no hagas caso. Como has leído arriba, puedes llegar a Batad por tu cuenta en jeepney o trycicle.

senderismo terrazas de arroz de Batad

Mapa de Batad

Aquí tienes todos los puntos de interés de los que te hemos hablado en este artículo sobre qué hacer en Batad:

¿Tienes alguna duda sobre Batad? Te responderemos encantados en los comentarios.