Si bien es cierto que muchos viajeros diseñan su viaje a Filipinas eligiendo las mejores playas, lo cierto es que el archipiélago tiene tanto que ofrecer que también podrías explorar sus montañas, cascadas, ciudades y, por supuesto, su lado cultural. Centrándonos en este último, en este artículo queremos hablarte de los festivales de Filipinas.

Quizás no tan conocidos como otros eventos asiáticos como podrían ser el Songkran en Tailandia o el Holi en India, los festivales filipinos te sorprenderán por su colorido, alegría y música. Además, es en ellos donde notarás el resultado del sincretismo en la cultura del archipiélago y entenderás un poco mejor la forma de vida del pueblo filipino.

Filipinas, país de festivales

No te hará falta pasar mucho tiempo en el archipiélago para darte cuenta del carácter festivo de los filipinos. A su fervor religioso se le unen las ganas de celebrar cualquier evento y cada ciudad, pueblo o barrio tiene su propia fiesta o festival. Tanto es así que se dice que hay más de 42.000 festivales en Filipinas cada año, ¡más de uno cada día! Muchos de ellos tienen como protagonistas disfraces tan elaborados que les llevan meses de preparación, igual que coreografías perfectamente ejecutadas por decenas de personas a la vez que las ensayan durante todo el año.

Los festivales de Filipinas son de todo menos silenciosos. A la música, los bailes y los coloridos vestidos se añaden banquetes donde comida y bebida a raudales no faltan. También podrás pasear por las peryas (ferias), en las que puedes echar unos pesos en los juegos de apuestas, comprar algo para picar o, simplemente, disfrutar del ambiente. Otros eventos habituales en los festivales filipinos son las procesiones, misas, exposiciones, conciertos e, incluso, los concursos de belleza, que levantan pasiones a lo largo del país.

desfiles festivales de filipinas

El origen de los festivales filipinos

¿Cuál es el origen de los festivales de Filipinas? Si bien muchos de los festivales hunden sus raíces en el cristianismo que trajeron los españoles (no en vano, también se usa la palabra “fiesta” para denominarlos) y, por tanto, se hacen en honor a Jesús o a un determinado santo, estos se entienden mejor como un resultado del sincretismo cultural. En la mayoría de ellos también se pueden observar tradiciones prehispánicas, muchas relacionadas con el proceso de la siembra, la cosecha o la pesca, las épocas de abundancia o momentos históricos relevantes como puede ser la erupción de un volcán y la mágica salvación de sus vecinos.

De hecho, si analizamos mes por mes los festivales de Filipinas, se puede ver una trayectoria más o menos común. Por ejemplo, a lo largo del mes de enero y febrero encontramos celebraciones en honor al Santo Niño de Cebú, el primer símbolo del catolicismo que llegó al archipiélago en manos de Fernando Magallanes en 1521.

En mayo podrás vivir varios festivales de Filipinas que celebran la abundancia de la cosecha y, relacionado con esto, la festividad de San Isidro Labrador, el patrón de los jornaleros. Junio es el inicio de la temporada de lluvias y también el momento de venerar a San Juan Bautista, por lo que el agua toma protagonismo en las fiestas. En agosto, época seca en gran parte de la región de Mindanao, encontrarás festivales en casi cada ciudad. En septiembre se venera a San Miguel Arcángel y a la considerada como milagrosa Nuestra Señora de Peñafrancia. En diciembre, por supuesto, cobran importancia las festividades navideñas y ya podrás disfrutar de gigantes paroles típicos de la Navidad en Filipinas.

disfraces del sinulog

Los festivales más importantes de Filipinas

Sinulog Festival, Cebú

El primero de los festivales más importantes de Filipinas y nuestro favorito es el Sinulog de Cebú. Esta fiesta se hace en honor a la figura del Santo Niño de Cebú, que, como te contamos un poco más arriba, fue la talla de un pequeño Niño Jesús traída por Fernando Magallanes al archipiélago para ser regalada a la esposa del rajá de Cebú en 1521.

Cuenta la historia de Filipinas que esta, al recibirla, la alzó sobre su cabeza y empezó a hacer una danza que consistía en dar dos pasos hacia adelante y uno hacia atrás. Superando varias vicisitudes, entre ellas, la destrucción de la ciudad y la pérdida de la estatuilla durante varias décadas (que ahora reposa en la Basílica del Santo Niño en el centro de la ciudad), a día de hoy todavía puede verse este baile en cada coreografía del Sinulog.

El evento más grande de este festival filipino es la Grand Parade o Gran Desfile, que reúne a una veintena de comparsas venidas de todo Cebú e islas aledañas. Sus integrantes preparan con ahínco cada año coloridos disfraces y ensayan sus coreografías hasta alcanzar la perfección, ya que, además de un sustancioso premio económico, más de 2 millones de personas se acercan a disfrutar de este desfile cada año.

Como dato curioso, muchos grupos de baile basan sus vestidos en las tradiciones o ropas de las tribus que habitaban el archipiélago en época prehispánica. De hecho, es probable que veas en este y otros festivales de Filipinas a muchos participantes disfrazados de “negritos”, aetas o atis. Este es un término que fue acuñado por los españoles para referirse a determinados grupos étnicos que creían que guardaban similitudes con los pueblos de África por su piel más oscura y pelo rizado.

Por ello, no se puede entender al Sinulog como un festival 100% cristiano, sino como un ritual que une las tradiciones paganas y religiosas del país o su transición a la cristiandad con la llegada de los españoles.

Al desfile se le unen varios eventos interesantes desde una perspectiva turística. En nuestra opinión, el que más merece la pena es el Desfile Fluvial, que recrea la llegada del Santo Niño por mar a manos de Magallanes. Además, las calles aledañas a las del desfile se llenan de fiesta y los cebuanos lo dan todo en este momento del año. No olvides memorizar bien la consigna: “¡Viva pit senyor!”. Esta sacará las sonrisas de la gente allá a donde vayas.

🥳 Puedes encontrar toda la información que necesitas para disfrutar del padre de todos los festivales de Filipinas en nuestro artículo sobre el Sinulog Festival.

Ubicación: centro de Cebú City, aunque también encontrarás pequeños sinulogs en otros rincones de Bisayas como Malapascua. Lee Cómo llegar a Cebú para plantarte en el Sinulog.

Fecha: entre el 2º y el 3er domingo de enero, la Grand Parade es en el tercer domingo.

Hoteles recomendados: Cebu Hotel Plus, Trillium Residence y Shejoje Poshtel Hostel.

Ati-Atihan, Kalibo

Si el Sinulog es uno de los festivales más importantes de Filipinas, el Ati-Atihan es conocido como “La madre de los festivales filipinos”. Celebrado en la capital de la isla de Panay, Kalibo, dice que este es el más antiguo de todos y el que inspiró a otros como el Sinulog o el Dinagyang (Iloilo).

Su nombre viene derivado de los ati, es decir, el grupo étnico que vive en Panay y las islas vecinas (como Boracay) y que son considerados los descendientes de los primeros pobladores del archipiélago, llamados “negritos” por sus rasgos físicos. De hecho, Ati-Atihan significa “imitar a los ati”.

Se considera que el origen de este festival es una celebración pagana que conmemoraba el trueque de Panay, es decir, la aceptación por parte de los aeta de los regalos de los datu o jefes de la vecina isla de Borneo, que escaparon de la tiranía de los dictadores pretendiendo instalarse en tierras filipinas en el año 1200 d.C. Esta unión se celebraba con música y bailes por las dos comunidades, mientras que los indonesios se teñían con hollín para parecerse a su pueblo de acogida, que tenían la piel oscura.

Sin embargo, con la llegada de los misioneros españoles, el Ati-Atihan adquirió un carácter religioso que ha conservado hasta ahora. Como el Sinulog, ahora también se celebra en honor al Santo Niño, que verás danzando por todos lados, pero, a la vez, todo el mundo se pinta de negro y otros colores, se viste con coloridos disfraces, en los que las plumas y los collares de bolas son los protagonistas, al más puro estilo Mardi Gras. Por lo que también se puede afirmar que el Ati-Atihan es una prueba más del sincretismo religioso en Filipinas.

En el Ati-Atihan hay un montón de eventos. Desde misas multitudinarias hasta ruidosos desfiles donde los participantes lo dan todo. El evento más importante y en el que te recomendamos que te centres es el Pagpadungog. Es aquí cuando las comparsas ganadoras ejecutan sus bailes ante la multitud. Por la tarde empieza el despiporre y todo el mundo se lanza a bailar y a beber por las calles, haciéndolo un verdadero fiestón y esto es, quizás, lo que lo diferencia de otros festivales de Filipinas.

El día previo, es decir, el tercer sábado de enero es también digno de mención, ya que el desfile pasa por las principales calles de la ciudad rodeado de un gran ambiente festivo.

Por cierto, si en Cebú gritabas “¡Viva pit senyor!”, aquí la consigna cambia. En Kalibo saludarás a la gente con un “¡Hala Bira!” o “¡Viva Kay Señor Santo Niño!”.

Ubicación: Kalibo City, aunque también se celebran desfiles más pequeños en otras ciudades como Ibajay, Malinao, Makato, Batan o Altavas, así como en Boracay. Similares a este son el Dinagyang (Iloilo), el Halaran (Capiz) y el Binirayan (Antique). Puedes volar a Kalibo desde Cebú o Manila.

Fecha: 10 días entre la 1ª y la 3ª semana de enero. El día más importante es el 3er sábado de enero.

Hoteles recomendados: GQ Plaza, Ati-Atihan Festival Hotel y ETT HomeTel.

MassKara Festival, Bacolod

¿Sabías que a Bacolod se la conoce como “La ciudad de las sonrisas”? La razón no es otra que las caras sonrientes de las máscaras de uno de los festivales más importantes de Filipinas que se celebra aquí: el MassKara (literalmente “muchas caras”) Festival.

Este hunde sus raíces en una crisis de la agricultura que vivió la región en la década de los 80. Negros occidental es una zona eminentemente azucarera (de hecho, todavía se pueden visitar enormes mansiones construidas por la riqueza que trajo este cultivo) y en ese momento el precio del producto bajó tantísimo que sus habitantes lo perdieron casi todo. A ello se le unió el hundimiento de un ferri que traía a más de mil personas desde Manila a casa y que se hundió el 22 de abril de 1980 llevándose unas 700 vidas. Dentro de la tragedia, los negrenses buscaron una vía de escape creando un festival que les trajera la sonrisa de vuelta.

Si te animas a asistir el próximo año, lo que no puedes perderte es la Street Dance Competition, es decir, el concurso de bailes callejeros en el que cada barangay da a conocer sus vestidos y coreografías de la edición. No creas que es sencillo, las máscaras pueden llegar a pesar más de 2 kilos y los bailes se realizan bajo el sofocante calor filipino, que no da tregua. Esta tiene lugar en la Bacolod Public Plaza.

Y, si bien todos los festivales de Filipinas te recordarán a los ritmos de las escuelas de samba del carnaval de Río de Janeiro, el que creemos que es más similar es el MassKara Festival de Bacolod, quizás también porque es el más reciente y el que más inspiración ha tomado de este.

Además, a lo largo de Lacson Street vas a encontrar conciertos de música, todo tipo de fiestas y, por supuesto, mucha comida, incluyendo puestos del famoso chicken inasal de Bacolod, es decir, pollo marinado a la parrilla.

Merece mucho la pena que aguantes hasta que caiga el sol, ya que también podrás vivir el Electric MassKara. Esta es otra competición de bailes callejeros en la que los participantes llevan luces de neón para distinguirse por la noche y, además, están acompañados de enormes carrozas también iluminadas.

Ubicación: Bacolod, a donde puedes volar desde Cebú o Manila o también ir en barco desde Iloilo, que también cuenta con aeropuerto. Las calles principales para los desfiles son Araneta y Lacson Street.

Fecha: el último fin de semana de octubre, aunque este festival de Filipinas se celebra a lo largo de todo el mes con diferentes eventos.

Hoteles recomendados: The Suites at Calle Nueva, Acacia Hotel Bacolod y Seda Capitol Central.

Moriones Festival, Marinduque

Si hay un festival filipino que te puede hacer sentir un poco como en casa ese es el de Moriones. Este se celebra desde 1887 en honor a San Longinos, un centurión romano que dicen que atravesó el cuerpo de Jesús con su lanza cuando estaba en la cruz para cerciorarse de que estaba muerto. Según la Biblia, Longinos estaba tuerto, pero, al recibir un poco de la sangre de Cristo, recuperó su visión, por lo que se convirtió al cristianismo, huyó a Turquía y se le veneró como mártir.

Un “morión” es un término utilizado para referirse a la máscara o visera que tapaba la cara de los soldados, así que los moriones son personas con enormes máscaras y coloridas túnicas que representan a los centuriones que buscaban a Longinus tras desertar del ejército. Existe la posibilidad de  que la palabra “moriones” derive de “moros” o “murió”. Lo primero hace pensar que tenga alguna relación con el Festival de Moros y Cristianos de Valencia.

Este festival de Filipinas tiene lugar durante Semana Santa en 5 ciudades de la isla de Marinduque: Boac, Gasan, Santa Cruz, Buenavista y Mogpog. A lo largo de 7 días se recrea la búsqueda de Longinus y la Pasión de Cristo. Uno de los momentos más duros es el Vía Crucis, cuando pueden verse a personas recreando el calvario de Jesucristo y flagelándose o cargando una cruz para hacer penitencia. La culminación es todo se da el Domingo de Resurrección, cuando se recrea la vida de San Longinus, incluida su decapitación.

A pesar de que es una celebración religiosa que en momentos puede llegar a ser un poco cruda, el Moriones Festival también tiene una parte importante de folclore y diversión. De hecho, en las procesiones, los centuriones se lo pasan pipa asustando a los más pequeños.

¿Tienes pensado visitar el país en este momento? Entonces te interesará nuestro artículo Viajar a Filipinas en Semana Santa.

Ubicación: diferentes ciudades en la isla de Marinduque. Tienes vuelos al aeropuerto de Marinduque desde Manila. También puedes coger buses desde Manila a Marinduque; ir en bus hasta Lucena City y coger un barco al puerto de Banalacan; o ir de Manila a Batangas en bus, a Calapan en ferri, al puerto de Pinamlayan en van y barco a Gasan Port (Marinduque).

Fecha: en Semana Santa (marzo-abril, según el año).

Hoteles recomendados: Balar Hotel and Spa y Freedom Eco Adventure Park.

Lanzones Festival, Camiguin

Es llegar a Camiguin y que se nos bajen las pulsaciones. Esta isla de Mindanao es un verdadero remanso de paz, que ofrece actividades tan diversas que no nos queda más remedio que pasar varias semanas cada vez que la visitamos. Sin embargo, en la tercera semana de octubre de cada año todo cambia, ya que es el orgulloso hogar de uno de los festivales más importantes de Filipinas.

El Lanzones Festival es una festividad que celebra la cosecha anual de los deliciosos lanzones, langsats o buwahan. Estos pequeños frutos son originarios de la península malaya, pero se cultivan en muchos países asiáticos y en Filipinas se encuentran en abundancia en la bonita Camiguin. Se dice que la variedad de esta isla es la más dulce de todas las del Sudeste Asiático y, además, muy saludable, gracias a su alto contenido en fibra, antioxidantes, vitaminas, minerales y proteínas. Tanto su pulpa como sus semillas y piel se usan en la medicina natural. Su fama es tal que el cultivo del lanzón supone el sustento económico de muchas familias de Camiguin.

También existe una leyenda que explica el origen de este festival filipino. Se dice que una pareja residente de la isla quería formar una familia, pero la mujer no se quedaba embarazada. Así que un día decidió pedirle ayuda a un árbol de lanzones. Sorprendentemente, 9 meses después, ella dio a luz un niño. Sin embargo, un tiempo después, una bruja filipina pasó junto a él y le lanzón un hechizo que provocó que el niño cayese enfermo. Los padres se dieron cuenta de que nunca habían agradecido al espíritu del árbol que les cumpliese ese deseo, así que acudieron de nuevo a él para pedirle que hiciesen algo por él. Mágicamente, el niño se curó y ellos decidieron hacer una fiesta para celebrarlo y honrar al espíritu de los lanzones. Así ha sido, durante una semana, por más de 40 años.

El evento más importante del Lanzones Festival es la Street Dance Competition. En ella, grupos de baile de los diferentes municipios de Camiguin muestran las coreografías que han estado ensayando durante todo el año. Como en los anteriores festivales de Filipinas de los que te hemos hablado, aquí también encontrarás coloridos vestidos y estandartes en los que el lanzón es el claro protagonista. En la música no faltan los tambores, que hacen un ritmo de batucada al estilo brasilero.

La gran mayoría de la actividad se concentra en Mambajao, la capital. Es en el estadio de fútbol donde podrás ver las competiciones más importantes, entre ellas la elección de la reina de los lanzones. Aquí también se montan un montón de puestecillos de comida y bebida, de venta de productos locales y artesanías y una feria que te alegrará las noches con sus conciertos y fiestas. Aun así, no dudes en pasearte por la isla y disfrutar de las decoraciones y el ambiente festivo que hay en cada pueblo. ¡Ah! No te olvides de pasar por el all-you-can-eat para ponerte hasta arriba de lanzones en el Ugmad Site por unos cuantos pesos.

Ubicación: Mambajao, Camiguin. Descubre cómo ir hasta aquí en Cómo llegar a Camiguin.

Fecha: la tercera semana de octubre. La fecha de los eventos más importantes se publican en su página de Facebook.

Hoteles recomendados: Mountain View Cottages y Hilltop Bed and Breakfast. Más info en Dónde dormir en Camiguin.

Pintados-Kasadayaan Festival, Tacloban

Cuando los españoles llegaron a Filipinas por primera vez allá en el siglo XVI se encontraron a un montón de personas tatuadas en las islas de Cebú, Bohol, Leyte, Negros y Samar. Es, por ello, que empezaron a llamar “Pintados” a los cebuanos y los waray, integrantes de las tribus indígenas que poblaban estas zonas del archipiélago. Se cree que los tatuajes eran indicativos de la valentía en las batallas y que los Pintados eran guerreros siempre en la búsqueda de conquistar otras tierras.

Pues uno de los festivales de Filipinas se encarga de recordar la historia de estos guerreros que poblaban la isla de Leyte tanto tiempo atrás. La Pintados Foundation fue fundada en 1986 con este objetivo, aunque también incorporaron algunos elementos del catolicismo y, como en otros eventos del país, se ensalzó la figura del Señor Santo Niño. Al año siguiente se unió al Kasadayaan (“alegría”) Festival, que se llevaba ya celebrando un tiempo el día 29 de junio, de ahí su nombre compuesto y su apodo como el “Festival de Festivales”.

Durante el Pintados-Kasadayaan Festival vas a poder impresionantes coreografías realizadas por grupos de baile de todo Leyte en los que, por supuesto, no faltan las alegorías a esos tatuajes de los Pintados y a otras tradiciones de la isla. Si bien el día grande es a finales de junio, hay eventos a lo largo de todo el mes como conciertos, ferias y exposiciones.

Ubicación: Tacloban, Leyte. Para llegar, lo mejor es coger un vuelo a Tacloban desde Manila, Cebú, Clark o Davao. También puedes hacer diferentes combinaciones de barcos y transporte por tierra desde Cebú, Bohol o Surigao.

Fecha: alrededor del 27 de junio. Puedes encontrar las fechas exactas en su página de Facebook.

Hoteles recomendados: Hotel XYZ y Z Pad Residences.

Festival del Mango de Guimaras o Manggahan Festival, Guimaras

Acabamos nuestro recorrido por los festivales de Filipinas por el que quizás no es uno de los más importantes o fastuosos, pero uno de los más curiosos. Y es que bien es sabido que el mango de Filipinas es el mejor del mundo (ya nos entenderás cuando lo pruebes), pero, si buscas lo mejor de lo mejor, tienes que ir hasta la isla de Guimaras en mayo, el mes en el que se recogen los más dulces.

Guimaras, ubicada entre Panay y Negros, es un pequeño vergel de mangos. Vayas por donde vayas encontrarás frondosos árboles de mango que en pleno verano (abril-mayo) se tiñen de un suculento color amarillo. Este festival se celebra en el momento de su cosecha con el objetivo de dar las gracias por tanta abundancia y dar a conocer la cultura de la isla. Por ello, cada barangay prepara actividades como conciertos u obras de teatro con una temática relacionada con el producto estrella.

Sin embargo, la parte que a nosotros nos parece más interesante es su enorme feria de productores de mango y sus derivados. Los puestos son verdaderas maravillas para la vista y el gusto, pero, además, es aquí donde vas a encontrar un bufé all-you-can-eat de mango. Por 120 pesos (unos 2€) tendrás 30 minutos para ponerte las botas con el mango más dulce del planeta. Eso sí, aquí no hay cubiertos que valgan. Te pondrás perdido, pero habrá merecido la pena.

Cuando cae la noche, nada como perderse entre la feria del pueblo (en serio, nos quedamos alucinados con las atracciones, que parecían tener décadas) y, por supuesto, probar la pizza de mango y anacardos de The Pitstop.

Además de ponerte hasta arriba de mango (que puedes comprar desde 50 pesos el kilo), si bien Guimaras no es un destino en el que encuentres playas espectaculares, puedes aprovechar para disfrutar de una isla menos conocida por el turismo internacional. Explora calitas como la de Alubihod, Baras o El Retiro, sube al faro de Guisi (de herencia española) o haz el island hopping a Ave Maria Islet, donde te espera un buen esnórquel. Eso sí, evita los fines de semana, ya que, al estar tan cerca de Iloilo, es un lugar típico para escaparse.

🥭 Puedes leerlo todo en Qué hacer en Guimaras: Guía completa.

Ubicación: Jordán, Guimaras. El acceso más sencillo es desde Iloilo (Panay), que cuenta con aeropuerto internacional. Por ello, te recomendamos mirar vuelos a Iloilo. Una vez allí, ve al puerto y coge cualquier barco a Guimaras.

Fecha: durante todo el mes de mayo. Puedes consultar los eventos más importantes en su página de Facebook.

Hoteles recomendados: Czech Beach House y Nature’s Eye Resort (no están en Jordan, pero es una isla pequeña y es mejor alojarse en otras zonas).


Fechas de los mejores festivales de Filipinas

FESTIVALES DE FILIPINAS UBICACIÓN FECHAS
Sinulog Cebú City 3ª semana de enero
Ati-Atihan Kalibo 1ª-3ª semana de enero
Moriones Festival Marinduque Semana Santa (marzo/abril)
Manggahan Festival Guimaras Mayo
Pintados-Kasadyaan Tacloban 27 de junio
Lanzones Festival Camiguin 3ª semana de octubre
MassKara Bacolod Último fin de semana de octubre

Otros festivales de Filipinas interesantes

Como nos es imposible hablarte de los más de 40.000 festivales de Filipinas, a continuación te ordenamos por meses los festivales de Filipinas más importantes y otros que te pueden interesar para que puedas buscar más información en el caso de que viajes en ese momento del año.

Te marcamos en negrita las que nos parecen más interesantes turísticamente hablando:

  • Enero: Procesión del Nazareno Negro (9 de enero, Manila), Biniray Festival (Romblon), Sinulog (Cebú), Vigan Fiesta & Longanissa Festival (Vigan), Ati-Atihan (Kalibo), Dinagyang (Iloilo), Apribada Festival (Donsol) y Bagoong Festival (Lingayen).
  • Febrero: Panagbenga Festival (Baguio), Kailangan Festival (General Santos), Pamulinawen (Laoag), Tinagba (Camarines Sur), Tawo-Tawo Festival (Bayawan City), Babaylan Festival (Bago City), Patunob sa Birhen sa Lourdes Festival (Binuangan) y Festival of Lights (Tagub City) .
  • Marzo: Alimango Festival (Lana City), Strawberry Festival (La Trinidad), Malasimbo Music & Arts Festival (Puerto Galera), Dinamulag Festival (Iba) y Seslong Festival (South Cotabato).
  • Semana Santa (dependiendo del año cae en marzo o abril): Moriones (Marinduque), Healing Festival (Siquijor) y las crucifixiones de San Fernando (Pampanga).
  • Abril: Lang-ay Festival (Bontoc), Vakul-Kanayi Festival (Sabtang, Batanes), Kaamulan Festival (Bukidnon), Panaad sa Negros (Bacolod), Aliwan Fiesta (Manila) y Pistay Dayat (Lingayen).
  • Mayo: Flores de Mayo (todo el país), Bohol Fiestas (Bohol), Palong Festival (Capalonga), Festival del Mango de Guimaras (Guimaras), Magayon Festival (Legazpi), Pasayahan Festival (Lucena), Balangay Festival (Butuan), Pahiyas Festival (Lucban), Agawan sa Sariaya (Sariaya), Ammungan Festival (Nueva Vizcaya) y Abaca Festival (Virac).
  • Junio: Baragatan Festival (Puerto Princesa), Parada ng Lechon Festival (Balayan), Lechonan sa Baroy Festival (Baroy), Tabak Festival (Tabaco City), Naliyagan Festival (Prosperidad), Gotad ad Ifugao (Lagawe), Pinyasan Festival (Daet), Pili Festival (Sorsogon), Payuhwan Festival (Basco), Piat Sambali Festival (Piat), Empanada Festival (Batac) y Pintados-Kasadyaan Festival (Tacloban).
  • Julio: Sagayan Festival (Tubod), Pagoda Festival (Bocaue), T’nalak Festival (Koronadal), Subayan Keg Subanen Festival (Ozamis City), Banig Festival (Badian), Camiguin Dive Festival (Camiguin), Kinabayo Festival (Dapitan), Kaliga Festival (Gingoog City) y Sublian sa Batangas (Batangas).
  • Agosto: Kadayawan sa Davao Festival (Davao), Timpupo Festival (Kidapawan), Higalaay Festival (Cagayan de Oro), Ibalong Festival (Legazpi), Coron Festival (Tiwi), Hudyaka sa Panglao Festival (Panglao), Buyogan Festival (Abuyog) y Cabibi Festival (Lal-lo).
  • Septiembre: Bonok-Bonok Maradjaw Karadjaw Festival (Surigao), Banigan-Kawayan Festival (Basey), Peñafrancia Festival (Naga), Burdang Lumban Festival (Lumban), Agal-Agal Festival (Bongao), Diyandi Festival (Iligan), Dalit Festival (Tangub) y Lapay Bantigue Dance Festival (Masbate).
  • Octubre: Kasanggayahan Festival (Sorsogon), Lubi-Lubi sa Glan Festival (Glan), Sagingan Festival (Tubod), Inug-og Festival (Oroquieta), Lanzones Festival (Camiguin), Buglasan Festival (Dumaguete), Catandungan Festival (Virac), Sambuokan Festival (Mati) y Masskara Festival (Bacolod).
  • Noviembre: Helobung Festival (Lake Sebu), Higantes Festival (Angono), Pasungko Festival (Oroquieta), P’yagsawitan Festival (Maragusan) y Kabkaban Festival (Carcar, Cebú).
  • Diciembre: Coco Festival (Oriental Mindoro), Kasadyaan Festival (Dumaguete), San Fernando Giant Lantern Festival (San Fernando), Niños Inosentes Day (Ibajay) y Christmas Symbols Festival (Tangub).

Creemos que ya tienes dosis suficientes de festivales en Filipinas, pero puedes consultar aún más eventos aquí.

fiesta en filipinas

Algunos consejos para disfrutar de los festivales filipinos

¿Has elegido ya a qué festivales de Filipinas vas a ir? Perfecto, pero recuerda leer con atención estos consejos de nuestra propia cosecha:

  • Consulta con antelación qué días tienen lugar los festivales y cuáles son los eventos más importantes. En festivales largos como el Sinulog, que dura más de una semana, esto es esencial, ya que no quieres perderte la jornada grande. En muchos casos, los festivales de Filipinas se celebran un día u otro según el año, así que tendrás que consultarlo antes.
  • En base a lo anterior, reserva con suficiente antelación (2-3 meses) el alojamiento en las ciudades en las que se celebre el festival en cuestión. Los precios se disparan y las plazas vuelan. Esto es particularmente importante en Cebú, Kalibo y Bacolod.
  • Sobre los alojamientos, lo mejor es que te hospedes cerca de donde se celebran las procesiones, ya que el caos en términos de tráfico está asegurado y no siempre es fácil dar con un transporte. Esto es importante en Cebú.
  • A excepción de determinados rincones en las montañas de Luzón, en todo el país hace calor durante todo el año. Como casi todos los festivales se celebran al aire libre y bajo un sol abrasador, te aconsejamos que vistas ropa fresca y zapato cómodo. En Mochila para Filipinas puedes leer más sobre este tema.
  • No olvides hidratarte Suena obvio, pero es que la humedad filipina puede jugar malas pasadas.
  • Olvídate del wifi y la señal de datos en eventos muy importantes. Debido a la cantidad de personas que se concentran, la red no suele aguantar en las horas centrales del día.
  • Es seguro viajar a Filipinas, pero, como en todos lados, hay oportunistas cuando se concentra mucha gente. Por ello, ten mucho cuidado con los carteristas.
  • Contrata un buen seguro de viajes para Filipinas como el que usamos nosotros. De verdad, es realmente importante si quieres disfrutar al máximo de tu viaje. Clicando en este enlace te llevas un 5% de descuento en tu póliza.
  • Seguro que ya lo sabes, pero trae contigo grandes dosis de buen rollo y ganas de pasártelo bien. Si los filipinos son de por sí personas alegres y abiertas, en sus festivales lo son aún más. ¡No tengas vergüenza y gózalo!

Preguntas habituales sobre los festivales en Filipinas

¿Cuál es el festival más importante de Filipinas?

El trono está disputado entre el Sinulog de Cebú y el Ati-Atihan de Kalibo. Ambos son espectaculares, pero, si tuviésemos que elegir, nos decantaríamos por el primero.

¿Cuántos festivales se celebran en Filipinas?

Se calcula que más de 42.000 cada año. De hecho, se cree que cada barangay (barrio) tiene un festival o un día de fiesta. ¡Imagina!

¿Qué hace especiales a los festivales filipinos?

El color de los vestidos, los bailes, la música y, en definitiva, la alegría del pueblo filipino.


Esperamos que esta lista de los festivales de Filipinas haya llamado tu atención y que puedas disfrutar de alguno de ellos en tu viaje y exprimir el lado más cultural del archipiélago. Si quieres saber un poquito más sobre el país, no dudes en echar un vistazo a nuestro artículo Curiosidades de Filipinas.

Si tienes cualquier pregunta o sugerencia, estaremos encantados de leerte en los comentarios.