Aunque mucha gente decide esquivarla, ya te hablamos largo y tendido en Qué ver y qué hacer en Manila sobre los atractivos de la capital filipina. Si ya has tachado de tu lista los imprescindibles y tienes más tiempo para descubrir los alrededores, ¡no te vas a aburrir! Hay un montón de excursiones desde Manila que merecen la pena. Desde impresionantes volcanes hasta lugares con mucha historia pasando por joyas de la naturaleza como cascadas o playas, podrás descubrirlos escapándote por unas horas del bullicio manileño.

Aquí vamos a contarte cuáles son las mejores excursiones de un día desde Manila. Si tienes la suerte de vivir en ella y tener un coche, lo vas a tener mucho más sencillo, pero todas estas atracciones son accesibles también en coche de alquiler, transporte público o en tour organizado por agencia. Con respecto a estos últimos, las 2 empresas que nosotros aconsejamos, por experiencia, son Civitatis y KLOOK. La 2ª quizás no la conozcas porque no es tan popular fuera de Asia, pero es una de las más importantes en Filipinas y es 100% fiable. Además, suele ser bastante más económica que Civitatis. Consulta los precios y reseñas de ambas a la hora de reservar.

Si vas a hacerlo por tu cuenta, nuestro consejo es que optes por hacerlas de lunes a viernes y que madrugues mucho pero MUCHO. De verdad, puede significar ganarle una o dos horas fácilmente a tu excursión desde Manila. El tráfico es tan horrible, que salir sobre las 5 de la mañana te asegura evitar los atascos de salida de la capital y ganar mucho en tu viaje.

Sin más, sigue leyendo y descubre las mejores excursiones desde Manila.

1. Excursión al Volcán Taal desde Manila

Filipinas se sitúa en el Cinturón de Fuego del Pacífico, así que no será ninguna noticia que te digamos que hay muchos volcanes y varios de ellos activos. Pues uno de los más curiosos está cerca de Manila y lo puedes visitar en una excursión.

Además, quizás te suena la historia porque te hablamos sobre ella en Curiosidades de Filipinas, pero hay una isla en la que hay un lago, en la que hay una isla, en el que hay un lago, en el que hay una isla. Pues en uno de esos lagos es el cráter del volcán Taal, situado en Batangas, a 50 kilómetros de Manila.

La estampa es increíble tanto desde lejos, desde donde puedes apreciar el cono volcánico, como desde el borde del cráter, cuando puedes ver la caldera completa. Esta suele ser de un apacible color verde, aunque, si te fijas bien, no será raro que la veas burbujear un poco y aprecies ciertas tonalidades de amarillo. Además, también podrás ver una pequeña isla dentro de ella.

¿Cómo llegar al volcán Taal?

Tendrás que ir a Talisay, la ciudad más próxima al volcán. Para ello, tienes que ir a Tagaytay en bus. Es probable que la zona de Manila que te quede más cómoda es la de Buendía, donde hay varias terminales de empresas que van hasta aquí. El recorrido dura unos 90 minutos y cuesta entre 80 y 100 pesos. Bájate en la Tagaytay Rotunda y luego coge un trycicle o un jeepney a Talisay. Un trycicle no debería cobrarte más de 100 pesos. El recorrido dura unos 20 minutos.

Una vez en el lago, se te acercará un montón de gente ofreciéndote barcos. Ojo, van a intentar cobrarte mucho dinero. Un precio razonable estaría entre 1.500 y 2.000 por barco ida y vuelta hasta 4/6 personas. Una buena idea es buscar a otros viajeros para compartir.

Ya en la isla, tendrás que pagar 50 pesos por la entrada al volcán y comenzar la subida. No te hace falta ningún guía, aunque un poco exigente físicamente hablando, no te vas a perder. Tardarás algo menos de una hora, aunque no dudes en pararte para apreciar las vistas y sorprenderte con las fumarolas que verás por el camino.

Por favor, no contrates los caballos que ofrecen para subir y sé un turista responsable. Estos pobres animales sufren a cada paso que dan.

Ten en cuenta que el tráfico en Manila suele ser peor por la tarde, así que tardarás bastante más para regresar.

Si quieres quitarte de líos o viajas solo, puedes unirte a esta excursión con otros viajeros:

Reserva tu excursión al volcán Taal aquí

Ojo, el Taal es el 2º volcán más activo de Filipinas, habiendo erupcionado por última vez en 2020. Por ello, te recomendamos confirmar con antelación si es posible llegar hasta el cráter, ya que ha estado varios meses cerrado.

el cráter del volcán Taal

2. Tagaytay

Si lo tuyo no es caminar o te impresiona demasiado ir al cráter del volcán Taal (normal), puedes optar por visitar Tagaytay, que es una de las ciudades cercanas. Podrás disfrutar de unas vistas increíbles del Taal desde lo que se conoce como el Tagaytay Ridge (una de las mejores panorámicas las tienes desde el Tagaytay People’s Park) y darte un paseo por las diferentes atracciones que tiene la ciudad: el Tagaytay Picnic Grove, Sonya’s Garden, Palace in the Sky, Mahogany Market, Good Shepherd, Caruega Church y Sky Ranch. Además, no dudes en ir a comer a Antonio’s, el restaurante más famoso de la zona.

Todo esto puedes visitarlo por tu cuenta cogiendo un bus hasta Tagaytay y luego moviéndote en trycicle o, si quieres algo más cómodo, uniéndote a un tour o contratando un tour privado:

Excursión a Tagaytay con KLOOK

Excursión a Tagaytay con Civitatis

Si tienes más tiempo, una buena idea es quedarse a dormir en uno de los hotelazos que hay en Tagaytay con vistas al volcán Taal. Aquí van algunas recomendaciones:

3. Volcán Pinatubo

Una de nuestras excursiones desde Manila favoritas es la que te lleva a visitar el volcán Pinatubo. En nuestra opinión, es uno de los recorridos más increíbles que encontrarás en tu viaje por Filipinas.

El Pinatubo es otro de los volcanes de la isla de Luzón. Aunque ahora está “dormido”, su última erupción grande fue en 1991 y fue tan enorme que se calificó como la 2ª erupción volcánica más grande del siglo XX. En ese momento, se formó un lago de un color azul intenso, que todavía puedes ver si te animas a hacer esta excursión desde Manila.

Aunque el objetivo es llegar al cráter, la verdad es que el recorrido es súper interesante, ya que primero te montarás en un 4×4 hasta que llegues al punto donde no pueden pasar vehículos y comenzarás a caminar por un sendero flanqueado por enormes paredes de arena, barro y roca. El paisaje parece marciano y en el camino irás pasando diferentes arroyos y descubriendo los restos de la explosión. Con suerte, también podrás conocer a los aeta, los indígenas de la región, fácilmente reconocibles por su piel más oscura y pelo rizado.

¿Cómo llegar al Pinatubo?

Si no tienes coche propio, ya te avisamos que es un poco pesado, pero merece la pena. El objetivo es llegar a Santa Juliana, lugar desde el que cogerás el 4×4. Puesto que el último sale a las 10:00, tendrás que empezar esta excursión desde Manila muy de madrugada. Además, deberás caminar bastante y no querrás hacerlo cuando haga mucho calor.

Para llegar por tu cuenta al Pinatubo:

  1. Coge un bus desde Cubao o Pasay hasta Capas, Tarlac, y dile que te deje en la Mc Donald’s Capas Junction. Cualquier bus que vaya a Baguio, Ilocos o Pangasinan parará allí también. El billete cuesta unos 200 pesos y tardarás aproximadamente 2,5 horas.
  2. Trycicle hasta Santa Juliana Tourism (300 pesos/40 minutos). Si ves que sale muy caro, puedes coger un jeepney (30 pesos) o trycicle hasta Patling (150 pesos) y luego otro a Santa Juliana (60 pesos). Asegúrate de que te deja en la oficina de turismo oficial y no en una agencia.
  3. Regístrate en la Santa Juliana Tourism Office, paga las tasas medioambientales (300 pesos por persona + 400 pesos de la llamada Botolan fee) y procura buscar a otros viajeros para compartir. El máximo de pasajeros en el 4×4 son 5 y cuesta 3.500 pesos. El recorrido dura más o menos una hora. También necesitarás un guía (500 pesos/hasta 5 personas).
  4. Comienza la caminata. Esta es más o menos larga según la época del año. Así, en temporada de lluvias, no es raro que dure unas 2 horas. En temporada seca se acorta a 30 minutos. No es muy exigente, pero tampoco súper fácil. Es aconsejable hacerlo en un calzado impermeable o sandalias con sujeción, ya que tendrás que cruzar riachuelos. Llegarás al cráter y, aunque te mueras de ganas, ya no está permitido bañarse en él.

*Parece que ahora han abierto otra ruta para llegar al cráter (Botolan route), que permite llevar vehículos más grandes y sale más económico. También puedes ir en ATV, solo para 2 personas por 8.500 pesos. En este caso, solo tienes que andar unos 30 minutos.

Te aconsejamos no ir muy cargado, llevar al menos 3 litros de agua, comida y protector solar. Ten en cuenta que en época de lluvias (julio-octubre), puede que esté muy inundado el camino y no se hagan los tours. En cualquier caso, es recomendable que consultes el tiempo en cualquier época del año.

En el caso de que no quieras madrugar tanto, una idea es salir el día de antes y dormir en Santa Juliana. Tienes hoteles básicos como el Mount Pinatubo Base Camp at Casa Hermogina.

Otra alternativa mucho más cómoda o, si no tienes a nadie para compartir, es unirte a una de las excursiones desde Manila de KLOOK:

Reserva tu excursión al Pinatubo con KLOOK

cráter del volcán Pinatubo, excursiones desde Manila

4. Corregidor Island

Otra de nuestras excursiones favoritas desde Manila de cuando vivíamos allí es la de Corregidor Island. Totalmente opuesta a la Corregidor del Island hopping de Siargao, en esta isla cercana a Manila encontrarás uno de los restos del pasado bélico de Filipinas.

Conocida como “La Roca” o “La Gibraltar del Este”, esta era una base para la defensa de la Bahía de Manila durante la época colonial española y la estadounidense. En tiempos de la colonia española sirvió como fortaleza defensiva, inspección de aduanas y cárcel. Recibió su nombre de la persona del corregidor, encargado de examinar y corregir los documentos aduaneros de todos aquellos barcos que querían llegar a la capital.

Pasados los siglos, el gobierno estadounidense estableció aquí Fort Mills, uno de sus puestos militares. Corregidor jugó un papel especialmente importante durante la II Guerra Mundial. Entre diciembre de 1941 y febrero de 1942 fue la sede temporal del gobierno de Filipinas y la Batalla de Corregidor (5-6 de mayo de 1942) fue el culmen de la campaña japonesa para la conquista del país. La isla fue recuperada por el ejército filipino-estadounidense en febrero de 1945.

Esta excursión desde Manila te llevará a recorrer los recovecos de la isla. Podrás ver las barracas militares, edificios como el hospital, pasadizos secretos o memoriales, mientras un guía te va contando los detalles históricos más relevantes. En nuestra opinión, se trata de una visita muy interesante.

¿Cómo llegar a Corregidor Island en excursión desde Manila?

Tienes 3 maneras de hacer esta excursión.

En el caso de que tengas coche, puedes conducir hasta Cabcaben en Mariveles, Bataan, y allí contratar una bangka pequeña que te lleve a Corregidor. Cobran 3.500-4.000 pesos por un barco de hasta 8 personas. Una vez allí, puedes coger un coche con conductor (2.500 pesos) y un guía (1.500 pesos). Tendrás que pagar 200 pesos de tasas por persona y 500 pesos por barco.

Si no tienes coche, puedes coger uno de los buses de Genesis Transport (la terminal está aquí o aquí) hasta Cabcaben (dile al conductor que te pare aquí). El billete ronda los 350 pesos y tardarás unas 3,5 horas. Después camina hasta el pueblo y puedes buscar tu barco a Corregidor.

Otra posibilidad hasta mayo de 2020 era coger uno de los tours de Sun Cruises, que tenía casi el monopolio de las excursiones desde Manila a Corregidor. No era barato (2.250 pesos por persona entre semana o 2.449 en fin de semana), pero salías desde el CCP Complex y te lo facilitaban todo, poniéndote hasta un guía. Tendremos que esperar a ver si reinician operaciones en algún momento o hay otra empresa que se hace cargo.

Finalmente, también te puedes decantar por contratar una excursión desde Manila a través de Civitatis o KLOOK:

Excursión desde Manila a Corregidor con Civitatis

Excursión a Corregidor con KLOOK

corregidor es una de las excursiones desde Manila

5. Pagsanjan Falls

Si necesitas tu dosis de naturaleza tras tanto asfalto, una alternativa chula es visitar las Pagsanjan Falls, una de las cataratas más bonitas para hacer una excursión desde Manila.

Ubicadas en la provincia de Laguna y también conocidas como Magdapio Falls, estas son unas imponentes cascadas de 91 metros de alto. Bajo la cortina de agua, hay una cueva llamada “Devil’s Cave” y tendrás la suerte de poder verla, ya que se puede llegar hasta a ella en una balsa de bambú.

Las cascadas son bastante fotogénicas, ya que siempre suelen tener mucho caudal, pero quizás lo que a nosotros más nos gustó es el recorrido en canoa para llegar hasta ellas. Alucinarás cómo te llevan a través de los rápidos, empujando en muchos casos con piernas y brazos. Como curiosidad, aquí fue rodada una parte de Apocalypse Now, de Francis Ford Coppola.

Conviene evitar la época de lluvias por temas de crecidas de agua.

Cómo llegar a las Pagsanjan Falls

Pues, como en los casos anteriores, te vas a tener que armar de paciencia y salir bastante temprano de Manila.

En el caso de que tengas coche, solo tienes que conducir hasta Cavinti o Pagsanjan. Esto te llevará unas 3 horas, dependiendo del tráfico.

Para llegar en transporte público, que es lo que hicimos nosotros, tendrás que coger un bus hasta Santa Cruz (Laguna) desde Buendia. Según el tráfico, tardarás al menos 2 horas y los precios rondan los 140 pesos, dependiendo del tipo de bus. Una vez aquí, coge un jeepney hasta Canvinti o Pagsanjan. Existen 2 rutas para visitarlas:

  • Pagsanjan Route o “Shooting the rapids”: es la que nosotros elegimos y fue muy divertida. Vas en canoas a través de un cañón y sorteando algunos rápidos. Cuesta 1.250 pesos por persona.
  • Cavinti Route: caminas alrededor de una hora desde Pueblo El Salvador (Cavinti) y después desciendes a la cascada haciendo rappel. En este caso cobran 270 pesos por persona y puedes volver yendo hacia Pagsanjan en canoa por 360 pesos. Para llegar al Pueblo El Salvador desde Cavinti tienes que coger un trycicle (100 pesos/4 personas).

Si quieres más aventura, puedes visitar a la hermana pequeña de estas cascadas, la Kipot Falls. Está a unos 30 minutos de Pueblo El Salvador.

Para más comodidad, también puedes reservar un tour desde Manila con KLOOK:

Reserva tu excursión a Pagsanjan aquí

Pagsanjan Falls

6. Las Casas Filipinas de Acuzar

Si te interesa conocer un poquito más sobre la cultura filipina, una de las mejores excursiones desde Manila es la de Las Casas Filipinas de Acuzar. Sí, con nombre español porque este es un complejo de antiguas mansiones de época colonial española. Aunque algunas de ellas son réplicas, se trata de un conjunto de 22 casas construidas entre los siglos XVII y XIX en varios lugares de Filipinas (principalmente Pampanga, aunque también de Manila, Tuguegarao y Nueva Ecija) y traídas piedra por piedra hasta este rincón de Luzón.

Este es el proyecto de Jerry Acuzar, un hombre de negocios filipino que sentía verdadera pasión por la arquitectura de esta época y decidió reunir bonitos ejemplos de ella en Bataan.

La mejor manera de recorrerlas y sacarle todo el jugo es uniéndose a uno de los tours guiados. Estos duran unos 90 minutos y te permiten entrar a algunas de las casas.

Trae el bañador porque tendrás la opción de darte un chapuzón en la vecina Bagac Bay, donde hay una playa. No es que sea una de las mejores playas de Filipinas, ni mucho menos, pero lo agradecerás.

Además, también puedes quedarte a dormir en su hotel y sentir que te has trasladado a otro siglo.

Aunque puedes reservar el tour directamente en su página web, te aconsejamos que lo hagas a través de KLOOK, que sale bastante más barato:

Entradas más baratas a Las Casas de Acuzar

¿Cómo llegar a Las Casas Filipinas de Acuzar desde Manila?

En coche lo tienes muy fácil, pero si tienes pensado hacerlo en transporte público, tendrás que dirigirte a Cubao. Allí busca la terminal de Genesis y coge un bus a Balanga (2,5 horas/200 pesos). Una vez en Balanga, coge un jeepney a Bagac (1 hora/50 pesos), después tendrás que coger un trycicle (100 pesos hasta 4 personas).

7. Masungi Georeserve

Esta es una de las nuevas incorporaciones a la lista de excursiones desde Manila, ya que se puso de moda entre los manileños hace relativamente poco.

La Masungi Georeserve es un área de conservación en la Sierra Madre, al este de la capital. Se caracteriza por sus enormes formaciones de roca kárstica afilada (de hecho, “masungi” significa puntiagudo), que se pueden apreciar de maravilla gracias a una serie de redes que van junto o, incluso, sobre ellas. La parte más conocida es la “sapot”, es decir, la tela de araña. Esta es una plataforma circular en la que puedes tumbarte y admirar el paisaje.

Puedes hacer varias rutas de 3 o 4 horas por la reserva, todas ellas adaptadas según el público, pero la más conocida es el Discovery Trail. Esta te lleva a través de puentes colgantes, escaleras de cuerdas, cuevas y, por supuesto, la famosa tela de araña. No solo podrás contemplar las puntiagudas formaciones rocosas, sino también admirar de cerca el bosque tropical.

Ojo, no te plantes allí en fin de semana sin reserva porque suele estar lleno hasta 5 meses antes. Si quieres probar suerte, es mejor hacerlo de lunes a jueves y reservar, al menos, 2 días antes.

¿Cómo llegar a Masungi Georeserve?

Pues, la verdad, si no tienes coche, se puede hacer bastante pesado y vas a tardar un montón más, pero no es imposible.

Lo mejor es que vayas a la terminal que hay junto al Starmall en EDSA. Aquí puedes coger un bus, una furgoneta o un jeepney hasta Tanay Public Market. Los precios rondan los 35-70 pesos, según el transporte que elijas. Tardarás unas 3 horas.

Si lo ves demasiado complicado, puedes apuntarte a un tour desde Manila de KLOOK:

Tu excursión a la Masungi Georeserve aquí

8. Villa Escudero

¿Has visto alguna vez la mítica foto de la gente comiendo justo en una cascada? Estas son las Labasin Falls y están en Villa Escudero, una de las excursiones desde Manila que te proponemos.

Villa Escudero es una hacienda que te hará ahondar en la cultura filipina y también te brindará un poco de oxígeno después de pasar un tiempo en Manila. La villa fue construida por Don Placido Escudero y Claudia Marasigan en 1872. Comenzó siendo una plantación de azúcar de caña, pero, con el progreso de la maquinaria, se transformó en una plantación de cocoteros y en la primera planta hidroeléctrica de Filipinas.

La visita es un poco mezcla, ya que visitarás un museo que parece más bien una catedral, un tranquilo lago que puedes recorrer en balsa de bambú y las famosas cascadas transformadas en un restaurante. Además, también podrás relajarte en las piscinas de la villa.

El precio de la entrada depende de la época y del día en que la visites, pero ten en cuenta que ronda los 1.500 pesos por persona, incluyendo almuerzo en la cascada.

¿Cómo llegar a Villa Escudero?

Si quieres hacerlo en transporte público, no es demasiado difícil. Tendrás que coger un bus a Lucena. Para ello, la estación más cómoda es la Araneta Bus Port, en Quezon City, pero también puedes ir desde Buendia. El billete cuesta unos 160-180 pesos y el viaje durará alrededor de 2,5 horas, según el tráfico. Dile al conductor que vas a Villa Escudero y te dejará en la carretera junto a la entrada. Una vez allí, puedes coger un trycicle hasta la propia entrada.

Si te quieres relajar, también puedes contratar la excursión desde Manila completa:

Excursión a Villa Escudero con KLOOK

Excursión a Villa Escudero con Civitatis

9. Playas cercanas a Manila

Finalmente, si lo que necesitas es una playa, también tienes la opción de escaparte a alguna más o menos cercana. Hacemos hincapié en el “más o menos” porque realmente no hay ninguna cerca que sea digna de mención.

Aunque mucha gente, al pensar en Filipinas, crea que desde Manila va a encontrar playas paradisíacas, a veces vas a llegar más rápido a playas bonitas saliendo en avión que cogiendo el coche o el bus. Ejemplos claros de esto son El Nido o Bohol, con playas preciosas y accesibles con un vuelo directo desde Manila.

Aun así, tienes algunos rinconcitos interesantes para hacer excursiones desde Manila como estos:

  • Pico de Loro: Nasugbu (Batangas) tiene varias bonitas y la Pico de Loro es una franja de arena rubia resguardada por el imponente Mt. Pico de Loro. Para entrar, tienes que quedarte a dormir en uno de los apartamentos como este de los edificios de vacaciones. Para llegar, tendrás que coger un bus desde Buendía hasta Nasugbu (3-4 horas/160 pesos) y luego un trycicle (30 minutos/200 pesos). Después tienes que coger el shuttle (200 pesos).
  • Laiya Beach: esta es una de las playas más largas y de arena rubia cercanas a Manila. Es, en nuestra opinión, de lo mejorcito de esta zona. Lo que pasa es que, nuevamente, vas a tardar 3-4 horas en llegar hasta ella. Puedes hacerlo cogiendo un bus de Buendia a Lipa (2 horas/150 pesos) y luego un jeepney o van a San Juan y de ahí otro a Laiya.
  • Anilao: si bien la playa de Anilao no es fascinante (es pequeñita), es un sitio cómodo para alojarse junto al mar y, lo más importante, bucear. Este es uno de los mejores sitios para bucear en Filipinas, así que, si estás pensando en hacer alguna inmersión, no lo dudes. Para llegar, coge un bus de Buendía a Bantangas (1,5 horas/160 pesos) y luego un jeepney que vaya a Mabini. Bájate en Anilao Port (40 pesos/45 minutos) y ahí tendrás que coger un trycicle hasta el resort o playa. Si quieres quedarte a dormir, te aconsejamos el Blue Ribbon Dive Resort.
  • Puerto Galera: esta es la playa de Manila por antonomasia, pero, ojo, que no está en Manila, sino en la vecina Mindoro. Aun así, es la zona cercana a la capital con las playas más bonitas, por lo que muchos manileños vienen por aquí de fin de semana. De hecho, nosotros hemos estado unas 10 veces. Para llegar, lo más cómodo es coger un bus en Buendía a Batangas Port (1,5 horas/160 pesos) y ahí coger un barco a Puerto Galera. No hagas caso de los vendedores, ve a los mostradores. Los precios rondan los 270-340 pesos, según la compañía. En nuestra opinión, merece la pena quedarse en Aninuan o Talipanan, mejor que en White Beach. Por ello, te aconsejamos alojarte en ARA Beach Resort o Infinity Resort. Hay barcos que van a Talipanan directamente, así que pregunta antes de comprar.

playa de Talipanan Puerto Galera

Klook.com

Dónde dormir para hacer estas excursiones desde Manila

Nuestro consejo es que te decantes por algún hotel en la zona de Población, que tienes un montón de restaurantes y está más cerca de Cubao o Buendía, desde donde salen la mayoría de los buses hacia las diferentes excursiones desde Manila.

Puedes ver recomendaciones de ellos en nuestro artículo Dónde dormir en Manila. También puedes echar un vistazo al mapa:

Booking.com

Ya que vas a pasar por ella, no dudes en consultar nuestra Guía de Manila, donde encontrarás todo lo necesario exprimir tus días en la capital.

Estos son solo algunas de las posibles excursiones desde Manila que puedes hacer, ¡hay decenas más! Te hemos comentado las más interesantes, pero, si tienes alguna sugerencia o duda, nos encantará que nos digas en los comentarios.